Público
Público

Ángela Molina dice que "el cine español está dejando de existir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Londres, 27 sep.- A punto de cumplir 54 años, presente en las salas de medio mundo gracias a su participación en el último trabajo de Almodóvar y acostumbrada ya a recibir homenajes por su trayectoria, Ángela Molina alza la voz sobre la situación del sector en España: "El cine está dejando de existir".

La actriz, nacida en Madrid e hija del cantante de copla y flamenco Antonio Molina, critica en una entrevista concedida a EFE el "acomodamiento" que vive el cine español y la sociedad en general, y recuerda con añoranza los años de la transición democrática, cuando se vivió una comunión "real" con el público.

La artista estuvo este fin de semana en la capital británica para recibir un homenaje del Festival de Cine Español de Londres, que celebra este año su quinta edición con la proyección de títulos como "Camino", "Carne Trémula", "Oscuro objeto de deseo" y su último film, "Los abrazos rotos", dirigida por Pedro Almodóvar.

Dejando de lado la "palabrería", en España "se está rodando poquísimo en realidad", según la artista, lo que se debe a que "la industria no tiene dinero, y en consecuencia el cine está dejando de existir".

"Por ello nos estamos concentrando en los medios que nos permiten ahora mismo estar cerca del público: el teatro y la televisión. Y por eso está mejorando mucho el nivel de los trabajos, de las "tv movies" y de las series", explica la actriz, quien forma parte del reparto de "Bodegueros de España", producción con la que regresará próximamente a la pequeña pantalla.

El 'currículum' cinematográfico de Ángela Molina se distingue por la presencia de decenas de títulos de los llamados "independientes", de películas españolas, francesas o italianas alejadas de la estética "hollywoodiense". Su participación en el debut de Paco Cabezas con "Carne de Neón" es buen ejemplo de ello.

"Trabajo mucho con gente joven, nuevos realizadores, y nuevos autores. Son gente que tiene talento y ha nacido para eso, y además han tardado años en poder sacar a la luz su trabajo", razona.

Madre de cinco hijos -entre la primera, la también actriz Olivia Molina, y la última hay 23 años de diferencia-, a lo largo de su polifacética carrera ha sido cantante, bailarina, actriz e incluso guionista.

Entre los directores con los que ha trabajado destacan Luis Buñuel, Ridley Scott, Manuel Gutiérrez Aragón, Jaime Chávarri o el "oscarizado" Pedro Almodóvar, al que considera un "genio".

Sus primeros trabajos llegaron en plena época del llamado "destape", una corriente que asegura "nunca" le interesó y cuyas películas ni siquiera ha visto por considerarlas "aburridas".

Además, sonado fue su rechazo a protagonizar en 1990 -y tan sólo diez días antes de comenzar el rodaje-"Las edades de Lulú", de Bigas Luna, por considerar que le habían vendido "una historia de erotismo elaborado que, a la hora de la verdad, es un porno".

"Creo que si en el guión es absolutamente fundamental, un desnudo es tan puro como ir vestido. No tengo ningún problema con eso, y de hecho en muchas películas he salido desnuda. Aunque reconozco que es algo que me resulta difícil y no me apetece. ¿Que si me cuesta más eso que llorar o reír? Mmm_ Un poco más sí, tengo mucho pudor", confiesa entre risas.

Sólo en los últimos meses ha recibido tres homenajes por su trayectoria -en Madrid, Lérida y Londres-, reconocimientos que empiezan a llegarle muy pronto si se atiende en exclusiva al criterio de la edad.

"Sé que soy bastante joven todavía, pero la verdad es que yo me siento un poco mayor", comenta la hija de Antonio Molina, quien lleva desde los 16 años en este oficio y en cuyas vitrinas falta todavía un premio Goya, galardón al que ha sido nominada en varias ocasiones pero sin éxito.

La actriz madrileña también "se moja" en temas de actualidad e igual critica la iniciativa del Gobierno español de discriminar positivamente las películas dirigidas por mujeres a la hora de conceder ayudas por considerarla "una tontería" como defiende a los artistas que participaron en el concierto organizado por los cantantes Juanes y Miguel Bosé en Cuba, rodeado de gran polémica.

"Los artistas son libres y tienen que apoyar siempre a la libertad del pueblo. Y lo demás, en consecuencia", asevera una Ángela Molina que se declara "cada vez más enamorada" de su profesión pese a las crisis y los problemas.

"Todos sabemos nadar en el agua_ y a quien no, ya le enseñamos entre todos".