Público
Público

Tras los anglicanos más conservadores, llegan los lefebvrianos

El Papa empieza a negociar la vuelta al redil de la Hermandad de San Pío X, famosa por negar el holocausto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El movimiento que hizo la semana pasada el Vaticano, abriendo las puertas a los anglicanos casados, se refrenda este lunes con otro gesto para reunir en torno a Roma a los grupos cristianos más conservadores. Los lefebvrianos, famosos por su continuada negación del holocausto judío en los últimos tiempos, entablarán conversaciones este lunes con los asesores del Papa para que vuelvan al redil y acepten la autoridad de Ratzinger.

En el mes de enero, la Iglesia retiró la excomunión a cuatro obispos tradicionalistas que habían sido ordenados sin permiso del Papa. Entre ellos se encontraba Richard Williamson, británico que se convirtió en el nuevo héroe neonazi por decir en una cadena de televisión sueca que en la Segunda Guerra Mundial 'sólo habían muerto 300.000 judíos' en vez de los seis millones de los que hablan los libros de historia y que 'las cámaras de gas no existieron'.

Tras aquellas declaraciones, Williamson se convirtió en la estrella de varios blogs y webs alemanes negacionistas. El gesto creó un conflicto primero con la comunidad judía, y después con el Gobierno alemán, que sintió que el Vaticano estaba dando credibilidad a los grupos de extrema derecha con esta medida.

Otro de los obispos rehabilitados y director de dicha cofradía, Bernard Fellay, trató de distanciar a los suyos de las tesis de Williamson, pero esto ya es inevitable.Como lo es para el Vaticano el hecho de volver a meterse de lleno en una de las partes más oscuras de su historia, la no condena de las acciones de Hitler por el Papa Pio XII.

Ratzinger no ha hecho más que condenar el holocausto desde entonces, intentando tender puentes con el judaísmo. Pero todos sus esfuerzos serán en vano una vez que los lefebvristas sean aceptados de nuevo en la Iglesia. El Rabinato de Jerusalén ya rompió relaciones con Roma de manera indefinida a los pocos días de la rehabilitación de Williamson.

La Hermandad Sacerdotal de San Pio X se formó en 1970 en torno a Marcel Lefebvre, sacerdote francés contrario al Concilio Vaticano II. Entre sus reglas, está la defensa de la misa tradicional  de rito romano y la limpieza de las almas a través de los sacramentos, oponiéndose a cualquier intento de aperturismo por parte de otras congregaciones de la Iglesia.

Ellos, junto a los anglicanos más conservadores, volverán a formar en torno al Papa, que hace una semana, anunciando su intención de readmitirlos, contribuyó a que las mujeres y los homosexuales no puedan dar misa, punto principal de disputa entre los miembros de la iglesia de Inglaterra más tradicionales.