Público
Público

Los anglicanos de países en desarrollo rechazan unirse al Papa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Obispos conservadores que dicen representar a casi la mitad de los anglicanos del mundo instaron el domingo a sus compañeros creyentes a reformar la Comunión Anglicana en lugar de aceptar la invitación del Papa Benedicto XVI a unirse a la Iglesia Católica Romana.

El grupo "Sur Global", que el año pasado estuvo cerca de abandonar la Comunión, dijo que los que se oponen a los clérigos homosexuales y otras reformas liberales deberían "mantenerse firmes con nosotros en conservar la herencia anglicana (y) buscar una vocación común".

Rechazando indirectamente el ofrecimiento del Papa de recibir a anglicanos disconformes, el grupo llamó a las iglesias pertenecientes a la Comunión a adoptar un "convenio" para coordinar la política en la comunidad anglicana mundial, formada por 77 millones de fieles organizados en una estructura poco rígida.

"El Convenio Anglicano propuesto (...) da a las iglesias anglicanas a nivel mundial una manera clara y de principios hacia la búsqueda de los propósitos divinos de Dios en conjunto", afirmó en un comunicado divulgado a través de su página web.

Los conservadores ven este plan como una forma de bloquear reformas liberales en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

Una petición a convertirse al catolicismo por parte de obispos en países en desarrollo, donde se está expandiendo esta confesión, habría podido dar un gran golpe a la iglesia anglicana, fundada cuando el Rey Enrique VIII rompió lazos con Roma en 1534 para divorciarse de una esposa y casarse con otra.

El grupo Sur Global, que dice representar a 35 millones de anglicanos, estuvo al borde de un cisma en una conferencia en Jerusalén el año pasado y fijó un consejo de obispos para mantener un liderazgo ortodoxo para anglicanos desafectados en países occidentales.