Público
Público

Anillo de compromiso

Sólo Pau Gasol, entre los españoles, no ve sombras en la temporada de la NBA que empieza esta noche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo más difícil está hecho. Hacía 20 años que ningún equipo se sobreponía y, tras ser finalista una temporada, la siguiente conseguía el campeonato. El curso pasado lo hicieron los Lakers. El anillo que reciben esta noche fue el primero para un español en la NBA. Pau Gasol está en una franquicia campeona y es su segunda pieza más valiosa tras Kobe. Hoy, sin embargo, verá desde el banquillo el estreno amarillo ante los Clippers (4.30 h. C+). 'Seguramente no voy a poder estar en el partido inaugural y es posible que en alguno más', anunció ayer el catalán, aquejado de una lesión muscular en la pierna derecha.

Los Lakers han hecho un sólo un cambio de consideración. Ariza, un alero que fue clave en los play off, se ha marchado. En su lugar han contratado a Artest, un jugador de élite tanto en defensa como en ataque del que sólo se teme su tendencia a meterse en líos dentro y fuera de la cancha.

Las cosas no pintan tan bien para los otros españoles. Calderón continúa siendo un base de garantías y es apreciado por los analistas, pero su equipo dejó de funcionar el año pasado. Los Raptors han cambiado casi toda su plantilla y temen que, si las cosas no cambian, Bosh pueda marcharse (será agente libre en verano) y rompa así el futuro de la entidad.

Rudy Fernández hizo un buen año de rookie, aunque su juego ha perdido variedad. De ser un anotador total en España, ha pasado a ser sólo un tirador. Portland aspira a todo, la franquicia ha conseguido un joven núcleo con Oden, Roy o Aldridge, a los que ya se exige resultados. Este año han sumado a Miller para que dirija la sinfonía. Rudy necesita minutos para crecer.

Marc Gasol realizó un buen primer año en Memphis, pero lo tendrá complicado en 2009. Randolph e Iverson, dos fichajes de campanillas, exigen que el balón pase por sus manos. Gay y Mayo, el futuro del equipo, también. Todos ellos y el rookie Thabeet quitarán protagonismo a Marc. Sergio Rodríguez ha cambiado de aires. Con Westphal de entrenador y en un equipo menor, los Kings, tendrá minutos, pero debe mejorar si quiere prolongar el sueño americano.