Público
Público

Ankara espera un salto en 2009 en la negociación con la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entrar a formar parte de la Unión Europa es una de las prioridades de Turquía, dijo el primer ministro turco, Tayip Erdogan, dijo en una extraña visita a Bruselas destinada a lanzar las conversaciones de acceso este año.

Pero, en una muestra de las dificultades a las que se enfrentan las problemáticas conversaciones, Erdogan amenazó con revisar su apoyo al proyecto del gasoducto Nabucco, que la UE considera vital para diversificar su oferta energética.

"La adhesión a la UE es una de las principales prioridades para Turquía", dijo Erdogan en su primera visita a la capital en cuatro años. "Espero que haya un gran salto en 2009", dijo en rueda de prensa.

Ankara se enfrenta a la presión de la UE para acelerar reformas que hasta ahora, según el bloque, han sido relegadas.

Turquía inició las conversaciones de acceso en 2005, pero ha hecho pocos progresos en medio de un clima de acontecimientos políticos en casa y la falta de ganas entre los Veintisiete para más ampliaciones.

La UE quiere que Ankara reforme su Constitución, mejore la libertad de expresión, garantice más derechos a las minorías y recorte el poder del Ejército.

Erdogan dijo que Turquía estaba trabajando en muchas de las reformas solicitadas por la UE, incluidas las leyes que rigen a los sindicatos.

"No pedimos privilegios, lo que pedimos es un trato justo e igualitario", dijo, quejándose de que las áreas de negociación, o capítulos, han sido bloqueados por razones políticas.

Turquía ha iniciado conversaciones en 10 de los 35 capítulos y ha terminado las negociaciones en un único campo. La UE ha congelado ocho capítulos porque Ankara se niega a abrir sus puertos y aeropuertos a los grecochipriotas.

Erdogan también planteó sus dudas sobre el proyecto Nabucco, valorado en 12.000 millones de dólares, considerado una de las mejores esperanzas para que Europa limite su dependencia del gas ruso.

Erdogan cuestionó si había el gas suficiente para justificar el Nabucco, que introduciría 30.000 millones de metros cúbicos de gas del Caspio y de Oriente Próximo en Europa a través de Turquía.

"La información es que los países que dicen que proporcionarán cantidades suficientes de gas natural no tienen gas suficiente para suministrar", dijo.