Público
Público

El ‘annus horribilis’ de un hombre

Lars Von Trier siembra la polémica: “Creo que entiendo a Hitler. No es precisamente un buen tipo, pero sí, entiendo muchas cosas sobre él y simpatizo un poco con él”

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cómo empezó la polémica?

Durante la rueda de prensa de ‘Melancolía’ en Cannes, la crítica de ‘The Times’, Kate Muir, interrogó a Von Trier sobre su interés por la estética nazi. El director respondió con una larga e incomprensible explicación. “Creo que entiendo a Hitler. No es precisamente un buen tipo, pero sí, entiendo muchas cosas sobre él y simpatizo un poco con él”, dijo. “Bueno, tampoco mucho, no estoy a favor de la Segunda Guerra Mundial y no estoy en contra de los judíos. […]

Aunque tampoco diría tanto, porque los israelíes son un grano en el culo. ¿Cómo puedo salir de esta frase? De acuerdo, soy un nazi”, concluyó. El cineasta fue declarado persona non grata por el consejo de administración del Festival, que consideró que sus afirmaciones eran “intolerables y contrarias a los ideales de humanidad y generosidad que presiden el certamen”. Von Trier se vio obligado a marcharse a una población vecina, desde la que siguió concediendo entrevistas. De hecho, pese a la sanción contra su realizador, ‘Melancolía’ no quedó eliminada y terminó ganando el premio a la mejor actriz.

¿Trataba de ser sarcástico?

Por desafortunado y fuera de lugar que pueda parecer, el filonazismo de Von Trier sería únicamente humorístico, producto de su incontrolable verborrea y su curioso sentido del humor, que cualifica como “típicamente danés”. “Uno tiende a creer que la gente entenderá que lo que dices es una broma”, afirmó al pedir disculpas. Von Trier echó la culpa a su inglés, que dijo que “no es muy bueno”. En septiembre, puntualizó: “No siento haber hecho una broma. Lo que siento es no haber dejado claro que era una broma”.

“Uno tiende a creer que la gente entenderá que lo que dices es una broma”   ¿Ha cometido un delito?

La Fiscalía de Grasse (Francia) abrió este verano una investigación para determinar si sus palabras suponen una justificación de crímenes de guerra. La legislación francesa pena la apología de crímenes contra la humanidad con hasta cinco años de cárcel. La negación de los mismos es castigada con un año de cárcel y una multa de 45.000 euros. El cineasta fue interrogado a principios de mes por la Policía danesa, en el marco de esta investigación. Tras el interrogatorio, dijo que no volverá a conceder ninguna entrevista.

¿Es Von Trier judío?

Lars Von Trier siempre se ha sentido parte de la comunidad judía, pese a que no lo fueran ni su madre ni su padre biológico, de quien no conoció la existencia hasta 1989. Su progenitora confesó en su lecho de muerte que su padre no era el socialdemócrata judío Ulf Trier, sino el católico Fritz Michael Hartmann. “Me sentía judío y me enteré de que no lo era. No tenía ni un solo gen judío. En aquella época, en plena adolescencia, me sentía totalmente judío y me paseaba por el cementerio judío con una kippa en la cabeza”, dijo en 1995. “Mi padre era un ejemplo del judío asimilado. No era particularmente creyente [...] mi relación con el judaísmo no fue muy religiosa”, precisó entonces.