Público
Público

Año nuevo, ¿prima nueva?

En once días la prima de riesgo ha bajado 64 puntos básicos. El Gobierno no disimula su euforia. Los analistas, más cautos, creen que el diferencial con el bono alemán puede bajar hasta entorno de los 300 puntos pero advi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Es una noticia espectacular'. El jueves Moncloa no podía disimular su euforia al ver como la prima de riesgo bajaba 32 puntos básicos en un sólo día y se situaba en 334, al nivel de marzo de 2012. Esa bajada no venía sola: el bono español a cinco años, el de referencia para los mercados, también retrocedía a los umbrales de la primavera pasada al quedar por debajo del 5% por primera vez en diez meses. Para completar la jugada, ese mismo jueves, el Tesoro emitía su primera subasta de deuda y colocaba 5.800 millones en bonos a dos, tres y cinco años a un interés hasta un 15% inferior al de emisiones anteriores

El año 2013 ha empezado con buenas perspectivas para España en los mercados: en apenas once días la prima de riesgo ha bajado casi 70 puntos. El 31 de diciembre el diferencial con el bono alemán —que mide el sobrecoste de la deuda— estaba en 395 puntos básicos. El viernes día 11 de enero cerraba en 331 y la rentabilidad del bono por debajo del 4,9%. Por si eso fuera poco, en lo que va de año los principales bancos y empresas españolas han emitido deuda por valor de 7.650 millones de euros sin muchas dificultades.

Según analistas, la fuerte reducción a la aversión al riesgo, la caída de los índices de volatilidad financiera y el fuerte volumen de liquidez en las carteras a principios de año favorecen a la deuda periférica del euro, entre ellas a la española. Ante este escenario el Gobierno de Rajoy se relame de gusto. Lo ve como una confirmación a sus políticas de recortes o 'reformas' como prefiere llamarlas. Pero dada la volatilidad intrínseca de los mercados y de la propia prima, ¿hay razones para el optimismo?¿Esta situación es meramente coyuntural o se puede intuir un cambio de tendencia? ¿Seguirá bajando la prima, incluso por debajo de 300 puntos básicos y alejar así definitivamente el fantasma del rescate? 

'La situación actual enseña cuál es el camino pero ahora hay que recorrerlo' 

Es difícil responder a estas preguntas. Ni siquiera los analistas apuestan saben con certeza qué puede ocurrir y, como casi siempre, apuestan por la cautela. 'En la prima de riesgo no hay nada que no sea coyuntural. Va a seguir reinando la volatilidad de los bonos de deuda y de la prima. La crisis no ha acabado. En un par de arreones la prima puede volver a colocarse en 400 puntos', señala Santiago Sánchez Guiu, coordinador de predicción y análisis macroeconómicos del Instituto Flores de Lemus, vinculado a la Universidad Carlos III.

'Mi impresión es que está ocurriendo lo mismo que a principios de 2012. Ahora hay una cierta euforia, como hace un año, porque se cree que 2013 puede ser mejor que 2012, pero 2013 va a a ser complicado', añade Alejandro Inurrieta, director ejecutivo de Inurrieta Consultoría Integral, Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y colaborador de Público.

'No es la primera vez que sucede, ha habido otros episodios de estabilidad', apunta, prudente, David Cano, de Analistas Financieros Internacionales (AFI). 'La primera reflexión que conviene hacer es que tal vez esta no sea la definitiva. Pero a diferencia de otras ocasiones esta mejoría es mucho más importante y más duradera', completa el analista de AFI. 

Sin embargo, los analistas consultados sí ven factible que a corto y medio plazo la prima siga bajando y el rescate deje ser una perenne amenaza. 'Se aprecia cierto cambio en el discurso de los representantes políticos en relación a España. Más que la consecución de los objetivos de déficit lo que se está valorando ahora es el compromiso del Gobierno para llevar a cabo las medidas de ajuste aunque ello tenga un coste electoral', afirma Santiago Sánchez Guiu.

Una opinión que comparte David Cano, de AFI, que señala a la confianza como un factor determinante: 'El anuncio del Banco Central Europeo de que está dispuesto a comprar deuda en el mercado secundario marcó un punto de inflexión; el proceso de saneamiento del sistema financiero español ha prácticamente concluido y se ha reducido la aversión al riesgo; los inversores que antes se iban de España ahora vuelven y la economía española ha seguido con sus procesos de ajuste... por tanto desde fuera se nos ve con mejores ojos que hace un año'.

'La realidad macroeconómica es tozuda y el conjunto del año va a ser complicado desde el punto de vista financiero y económico', dice Alejandro Inurrieta

'La tendencia es positiva y a largo plazo debemos mejorar. Lo normal sería que de aquí al verano, si no hay catástrofes, la prima esté en el entorno de 300. Si es capaz de aguantar un par de meses en ese nivel, el rescate dejaría de ser una opción', pronostica Santiago Sánchez Guiu. 'El FMI se atrevió a dar una cifra hace unos meses: la prima estaba 200 puntos básicos por encima de lo que era normal. Un diferencial razonable serían 300 puntos básicos', complementa David Cano.

No es de la misma opinión Alejandro Inurrieta, para quien el rescate no es descartable aunque la prima se mueva en el entorno de los 330 puntos básicos: los riesgos siguen estando ahí, como el dinosaurio de Monterroso. 'La realidad macroeconómica es tozuda y el conjunto del año va a ser complicado desde el punto de vista financiero y económico. El volumen de financiación es muy alto, el  desempleo va a seguir siendo alto y los países del sur se van a seguir empobreciendo cada vez más', augura Alejandro Inurrieta. 

El colaborador de Público incluye otro factor que a su juicio será decisivo en el devenir de los mercados: 'La clave es Estados Unidos, que va a tener un año difícil desde el punto de vista fiscal y económico'. David Cano también apunta que el denominado 'abismo fiscal' en Estados Unidos va a determinar en gran parte lo que ocurra en los parqués europeos en los próximos meses. 

Pero el principal riesgo para que esta 'luna de miel' de los mercados con España no termine está en que 'seamos capaces de seguir cumpliendo con los objetivos de déficit y que la economía no sufra una recaída', añade Cano.'Lo importante es no relajarse. Esto no ha terminado. La situación actual enseña cuál es el camino pero ahora hay que recorrerlo', concluye el analista de AFI.

DISPLAY CONNECTORS, SL.