Público
Público

Otro anónimo alerta al juez de que Millet usó un testaferro para negocios dudosos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez que investiga el "caso Palau" ha recibido un nuevo anónimo que denuncia que Fèlix Millet utilizó a un testaferro para participar en operaciones inmobiliarias, por las que llegó a pagar comisiones a ayuntamientos, y para contratar a la Orquesta de Cámara de Andorra en la boda de una de sus hijas.

El anónimo, al que ha tenido acceso Efe, lo ha hecho llegar al titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona la Fiscalía, que a su vez lo recibió de la Agencia Tributaria, adonde el pasado 27 de octubre llegó esa información de origen desconocido que aportaba nuevos datos sobre el saqueo del Palau de la Música.

El denunciante anónimo alerta de que Fèlix Millet disponía de un testaferro de nacionalidad andorrana al que entre los años 2002 y 2008 habría entregado dinero en efectivo para que éste lo depositara a su nombre en cuentas bancarias de Andorra.

A través de ese testaferro, añade el anónimo, se negoció entre los años 2007 y 2008 la compra de terrenos en los municipios de Sant Vicenç de Montalt (Barcelona) y otros de la comarca de la Vall d'Aran, en el Pirineo leridano, a cuyos ayuntamientos se habrían pagado comisiones que posteriormente se intentaron ocultar mediante gestiones administrativas.

Consultado por Efe, el alcalde de Sant Vicenç de Montalt, Miquel Angel Martínez (CiU), ha restado cualquier credibilidad a la denuncia anónima que afecta a su consistorio, que, ha destacado, actúa "con total transparencia".

"Todo lo que el anónimo pueda decir (de Sant Vicenç) es falso, porque el ayuntamiento es transparente, muy limpio y con un nivel de honestidad increíble", ha destacado.

Además, según el denunciante anónimo, en el año 2003 Millet y el testaferro habrían "tenido trato inmobiliario en la localidad de Port de la Selva (Girona)", donde habrían impulsado una promoción de viviendas que se finalizaron entre los años 2007 y 2008.

Otras de las gestiones que se habrían llevado a cabo gracias a las entregas en metálico que Millet hacía llegar a su testaferro es la contratación de la Orquesta Nacional de Cámara de Andorra para acompañar la ceremonia de enlace matrimonial de la hija menor de Millet, en la iglesia de Santa Maria del Mar de Barcelona.

El convite de esa boda y del enlace de la otra hija de Millet, según facturas aportadas por el Palau de la Música a la causa, costaron unos 200.000 euros que habrían corrido a cargo de los presupuestos de la institución musical.

Otra de las operaciones que el anónimo denuncia que se perpetraron gracias al testaferro es la compra de coches de alta gama con la intermediación de una empresa que tenía su sede en una localidad de la Vall d'Aran.

Las entregas de dinero de Millet a su testaferro, que según la denuncia anónima se conocían porque pertenecían a un "selecto grupo de amistades", se realizaban siempre personalmente y las gestiones se acordaban en reuniones privadas, sin que se efectuara comentario alguno sobre las mismas por vía telefónica.

Éste no es el primer anónimo sobre el saqueo del Palau de la Música: el sumario cuenta con otras denuncias de origen desconocido cuyas informaciones han sido en gran parte confirmadas por las auditorías contables y la investigación judicial del "caso Millet".

Ya en 2002, la Agencia Tributaria recibió una denuncia no firmada que avisaba de que Fèlix Millet y sus colaboradores desviaban el dinero de la institución en cruceros, viajes y "Mercedes 500", además de en obras en sus viviendas particulares.

Meses después de que se destapara el escándalo por el desvío de fondos del Palau de la Música, el juez recibió otro anónimo que denunciaba que los imputados habían destinado fondos de la institución a gastos personales de todo tipo, entre ellos el pago de las bodas de las hijas de Millet.