Público
Público

Anthony estableció la mejor marca y Rose debutó con triunfo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alero Carmelo Anthony estableció su mejor marca como profesional para mantener ganadores a los Nuggets de Denver y el base Derrick Rose debutó con los Bulls de Chicago para que también fuesen los triunfadores en la pasada jornada de la NBA.

Los aciertos de Anthony, que anotó 41 puntos, su mejor marca como profesional, contrastaron con los fallos del pívot Greg Oden y ahí estuvo la clave para que los Nuggets de Denver venciesen 97-94 a los Trail Blazers de Portland.

Mientra Anthony anotaba 19 puntos en el cuarto periodo, Oden no era capaz de acertar con los dos tiros libres cuando faltaban 4,5 segundos para concluir el partido y el marcador señalaba un parcial de 94-95 favorable a los Nuggets.

Oden desperdició la oportunidad y Anthony capturó el rebote para sentenciar desde la línea de personal con dos anotaciones cuando faltaban dos segundos para concluir el partido.

"Llegamos aquí y les robamos el triunfo", declaró Anthony. "No fue tanto una victoria importante. Fue una batalla".

Anthony también había acertado con una canasta cuando faltaban menos de cinco minutos para que los Nuggets lograsen empatar el marcador a 85-85 y entrasen de lleno en el partido para luego conseguir otra que fue la de primera ventaja de su equipo desde el segundo periodo.

El encuentro siguió cerrado con un intercambio de tiros libres. Pero Portland comenzó a tener problemas desde la línea y el brasileño Nené Hilario puso el parcial de 95-91, favorable a los Nuggets.

Brandon Roy, que anotó 30 puntos, intentó darle la vuelta al marcador, pero ya no pudo a pesar de conseguir dos tiros libres de personal y LaMarcus Aldridge otro más también de tiro libre.

Luego ya iba a ser todo el protagonismo para Anthony como el gran "ladrón" del partido y Oden como el gran "perdedor".

"Esto es difícil", admitió Oden. "Me paré allí con la confianza en la mente de que iba a acertarlos ambos y no de que iban a salir de esa manera. Cargo con esta derrota".

Roy, que fue el máximo encestador de los Trail Blazers, señaló que esperaba hablar con Oden, mientras que el escolta español Rudy Fernández, con 22 puntos, fue el jugador más efectivo del equipo de Portland.

"Lo mejor es dejar las cosas como están", estimó Roy. "Todos erramos tiros, hay que olvidarse de eso".

Mientras, en el United Center de Chicago, Rose, que había sentido una gran ansiedad por disputar el primer partido de la nueva temporada después de haberse perdido toda la pretemporada, encestó 13 puntos y tuvo siete asistencias para llevar a los Bulls a una victoria convincente por 92-85 sobre los Spurs de San Antonio en su primer partido de la nueva temporada.

Junto a Rose, que mostró de nuevo el liderazgo que posee dentro del equipo a pesar que sólo es su segunda temporada como profesional, el ataque de los Bulls estuvo mucho más equilibrado que el de los Spurs.

Rose no tuvo problemas para superar a la defensa rival y exhibió giros muy rápidos que le valieron ovaciones del público y mostraron pocas señales del dolor en el tobillo derecho que lo afectó durante semanas, aunque todavía no está totalmente en forma.

El alero Luol Deng, que aportó 17 puntos con nueve rebotes, encabezó la lista de seis jugadores de los Bulls que anotaron en doble dígitos, incluidos los cinco titulares.

El pívot francés Joakim Noah lideró el juego defensivo bajo los aros al conseguir un doble-doble de 10 puntos y 20 rebotes, con tres asistencias y dos tapones.

Mientras, el polémico Tyrus Thomas salió de titular para hacer una buena labor con 13 tantos, todos en la segunda parte, seis rebotes y tres tapones.

No sucedió lo mismo con los Spurs (1-1), que vieron como sólo el pívot Tim Duncan, con un doble-doble de 28 puntos y 16 rebotes, mantuvo la producción de líder.

El escolta argentino Manu Ginóbili aportó 12 puntos, pero no estuvo acertado en los lanzamientos, como le sucedió al base francés Tony Parker, que se quedo con sólo ocho después de 7 de 11 tiros de campo.

"No estuvimos acertados en los tiros a canasta y nunca pudimos tampoco establecer el ritmo de juego que lo impusieron ellos", comentó Duncan. "No faltó también presencia bajo los aros para las segundas oportunidades y así es muy difícil que al final puedan conseguir la victoria, aunque estuvimos siempre en el partido".