Público
Público

Antiabortistas denuncian a Gallardón por permitir la marcha del Orgullo Gay

La asociación 'Unidos por la vida' denuncian al alcalde de Madrid por "discriminación" a su asociación y "prevaricación" por "abuso de poder"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La asociación antiabortista 'Unidos por la vida' ha denunciado al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, por "discriminación" a su asociación y "prevaricación" por "abuso de poder" al permitir la celebración por las calles de Madrid de la marcha del Orgullo Gay cuando a ellos les fue denegado celebrar un acto en la calle alegando que "no se pueden utilizar las aceras para usos privados", según explicó a la presidenta de la Asociación, Pilar Gutiérrez.

Gutiérrez, que presentó la denuncia ayer en el Juzgado de Guardia número 5 de la capital, afirmó que la ciudad fue tomada el sábado "por unos amigos del alcalde" y a la una de la madrugada del sábado todavía era "imposible" acceder a la calle San Bernardo por la Glorieta de Ruiz Jiménez, cuando a ellos no les permitieron celebrar un pequeño acto público en octubre al ocupar "un metro cuadrado de acera".

La presidenta consideró "intolerable" que la Junta de Distrito de Fuencarral-El Pardo les prohibiera el uso de "un metro cuadrado de acera" para instalar una tarima para celebrar un acto contra el aborto, porque "no se puede usar para uso privado" el suelo de las aceras, ya que "entorpecen el tráfico de peatones" y que ahora permita la marcha del Orgullo. Además, indicó que tampoco les dejaron utilizar su "pequeñísima" megafonía por "contaminación acústica".

La notificación municipal alega que las aceras "son zonas que por su calificación son bienes de dominio y uso público para el tránsito de viandantes no pudiendo ser objeto de privatización" para actos que supongan el uso de las zonas para "fines particulare".

Asimismo, establece que "está prohibido por la Ordenanza de Protección del Medio Ambiente y en la de Protección de la Atmósfera "repartir folletos u hojas propagandísticas así como utilizar megafonía en actos, respectivamente".

Por su parte, fuentes municipales explicaron que, según la ordenanza, "las aceras son zonas, que por su calificación, son bienes de dominio y uso público para el tránsito de los viandantes, no pudiendo ser objeto de privatización de su uso para actos organizados que por su finalidad, contenido, características o fundamento supongan la utilización de tales zonas con fines particulares, en detrimento de su propia naturaleza y destino".

Además, indicaron que la autorización para realizar la Marcha del Orgullo el pasado sábado la otorgó la Delegación del Gobierno en Madrid y no el Consistorio, mientras que fuentes presenciales aseguraron que, pese a no contar con permiso, Unidos por la Vida colocó "la mesa informativa, las velas e incluso c tal y como tenía previsto.