Público
Público

Usar antibióticos en bebés eleva su riesgo intestinal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Los bebés tratados conantibióticos por infecciones, como la de oído medio, tienen másposibilidad de desarrollar enfermedad intestinal inflamatoria(EII) en la niñez.

Un equipo de Canadá halló que al 56 por ciento de 36 niñoscon colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, que son las dosprincipales EII, se le había recetado por lo menos un tratamientocon antibiótico el primer año de vida. En cambio, sólo el 39 porciento de 360 niños sin EII (grupo de control) había tomadoantibióticos el primer año de vida.

Los resultados, publicados en American Journal ofGastroenterology, no prueban que el uso precoz de esos fármacoscause EII en algunos niños. Pero respaldan la teoría de que laalteración temprana del equilibrio entre las bacterias "buenas" y"malas" en los intestinos favorece la aparición de la EII.

Tanto la colitis como la enfermedad de Crohn se caracterizanpor una inflamación crónica de los intestinos, con síntomas comodolor abdominal y diarrea. Surgen por una respuesta inmunológicaexcesiva contra el tejido intestinal, aunque se desconoce lacausa de esa reacción.

Existe una influencia genética en la EII, dado que puedeafectar a familias. Pero los expertos opinan que, en algunoscasos, los disparadores ambientales (dieta, infecciones oexposición al humo de tabaco) se combinan con la predisposicióngenética.

El nuevo estudio sería el primero en asociar el uso tempranode antibióticos con la EII infantil. Pero su diseño no permiteconcluir una relación causa-efecto, dijo a Reuters Health eldoctor Charles N. Bernstein, de la University of Manitoba, enWinnipeg.

El equipo de Bernstein analizó las historias clínicas de 36niños con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn diagnosticadasentre 1996 y el 2008, a los 8 años de edad. Se comparó a cadaniño con 10 sin EII de la misma edad, sexo y lugar deresidencia.

Los niños que habían sido tratados con antibióticos en elprimer año de vida tuvieron tres veces más riesgo de desarrollarEII que el grupo que no había recibido ese tratamiento. Aun así,Bernstein opinó que el riesgo absoluto de que un niño desarrolleEII sería limitado.

En Estados Unidos, 1 millón de personas padece EII y cada añose diagnostican 10 casos por cada 100.000 habitantes.

Por ahora, Bernstein dijo que los resultados son unrecordatorio "para evitar el uso indiscriminado de antibióticos"y que los padres deberían saber que esos fármacos no sonnecesarios para tratar las infecciones respiratorias.

En cuanto a las infecciones del oído medio, que son tancomunes en la infancia, la Academia Estadounidense de Pediatríaadvierte que el 80 por ciento de los niños mejora sinantibióticos. Las guías de manejo de la enfermedad indicanesperar 48-72 horas cuando los síntomas no son graves paraevaluar el curso de la infección.

FUENTE: American Journal of Gastroenterology, online 12 deoctubre del 2010

DISPLAY CONNECTORS, SL.