Publicado: 03.11.2012 10:29 |Actualizado: 03.11.2012 10:29

Los antidisturbios de Madrid se refuerzan con 378 agentes

Según el protocolo de actuación de esta nueva sección policial, el objetivo es hacer frente "la intensificación del conflicto social"

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP), conocidos como antidisturbios, serán reforzados en Madrid con 378 agentes de una nueva sección policial denominada Unidad de Prevención y Reacción, que los sustituirá o bien los apoyará en su trabajo.

Según han confirmado a Efe fuentes policiales, la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) se iba a poner en marcha el pasado 15 de octubre, pero el documento elaborado por la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana "sobredimensionaba" la plantilla disponible, por lo que se ha tenido que ajustar al número real de agentes y finalmente comenzará a operar en las próximas semanas. El protocolo de actuación de la UPR, al que ha tenido acceso Efe, explica que el nuevo subgrupo operativo se crea ante "el progresivo incremento en la capital de España de acontecimientos, grandes eventos y la intensificación del conflicto social", lo que hace necesario "aliviar la cargas" de los "antidisturbios".

Las funciones de la nueva unidad son la prevención de la delincuencia, el mantenimiento del orden público y la seguridad ciudadana, la colaboración con otras unidades e instituciones y la reacción "ante hechos imprevistos de gravedad". Estos agentes intervendrán en concentraciones y manifestaciones donde "no se presuma necesaria" la participación de las UIP y en espectáculos deportivos, musicales o taurinos de menor entidad y no considerados de alto riesgo.
No obstante, también acudirán en ayuda de los "antidisturbios" si éstos lo consideran necesario.

La nueva unidad se configura en tres secciones operativas y 12 grupos divididos en subgrupos y equipos que suman 378 agentes: 276 policías operativos, 63 jefes de equipo, 24 jefes de subgrupo, 12 jefes de grupo y 3 jefes de sección. El personal se turnará para cubrir tanto los días laborables como festivos y fines de semana, de modo que la UPR siempre esté operativa. Además, contará con 118 vehículos: 106 de ellos motos y 12 coches, todoterrenos y furgonetas.

Los agentes de la UPR tendrán a su disposición, entre otros materiales, 72 escopetas Franchi, 55 rifles Nato, 400 cascos, 93 escudos y 2.600 pelotas de caucho. Irán "perfectamente identificados", con un uniforme con protecciones, botas de media caña y una defensa larga, similar a los que utilizan los antidisturbios.

Llevarán un escudo con un águila y la leyenda "Custodiam adsumimus et ordinem redigimus" (asumimos la custodia y restablecemos el orden). Para formar parte de esta unidad, los policías tendrán que recibir una formación teórico-práctica impartida por funcionarios de la UIP. Los jefes de subgrupo y los mandos de la UPR recibirán sus cursos respectivos.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha valorado la creación de esta unidad, que considera necesaria para que los antidisturbios se dediquen "a lo que realmente se tienen que dedicar", aunque ha criticado que nace "con una absoluta falta de medios".

El secretario general del SUP en Madrid, Felipe Brihuega, ha asegurado a Efe que las instalaciones en las que se ubicará la UPR, en la Casa de Campo, son "tercermundistas" y de hecho "son las peores instalaciones de la Policía en toda la Comunidad de Madrid", ya que son casas prefabricadas hace 35 años. También ha criticado que la unidad arrancará con deficiencias en material, ya que, por ejemplo, faltan al menos diez furgones para sus integrantes. De todos modos, Brihuega cree que el lugar elegido es el idóneo dada su buena comunicación, por lo que ha abogado por una reforma de las instalaciones.

Aunque todavía no se ha fijado la fecha de la puesta en marcha, las mismas fuentes confían en que sea antes de finales de este mes.