Publicado: 23.04.2014 18:14 |Actualizado: 23.04.2014 18:14

Los antidisturbios tendrán 800 cascos y 300 escudos más duros tras el 22-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha anunciado este miércoles en el Congreso de los Diputados una serie de medidas para mejorar la protección de los agentes antidisturbios de las Unidades de Intervención Policial (UIP). Según ha dicho, el Ministerio del Interior va a adquirir de manera urgente 800 cascos y 300 escudos más duros, 350 chalecos de un modelo nuevo y, por primera vez, 800 pares de espinilleras.

"Después de los incidentes que vivimos el pasado 22 de marzo, queremos subsanar determinadas deficiencias detectadas en el actual equipamiento policial que hacen a los agentes vulnerables frente a determinadas agresiones, lo que nos ha llevado a solicitar a la Secretaría de Estado de Seguridad la contratación por el procedimiento de emergencia de nuevos equipos adicionales", ha explicado Cosidó en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

Los 800 nuevos cascos "incorporan un revestimiento más resistente que el actual y una pantalla protectora de 4 milímetros que impide que los posibles impactos lleguen al rostro del funcionario". En cuanto a los escudos, en la actualidad las unidades de intervención disponen de escudos transparentes con faldón abatible. "Pero tras el estudio de la conveniencia de un nuevo escudo que mejore las prestaciones del actual se ha previsto la dotación de 300 nuevos modelos de conformación plana, con una plancha de policarbonato de 4 milímetros en vez del actual de 3 milímetros y de mayor longitud", ha dicho el director general.

Los nuevos chalecos "presentan avances como una acomodación de las dimensiones, cambio del cuello y también una nueva protección inguinal". Las espinilleras es la primera vez que se aplican a los antidisturbios y es que Cosidó ha recordado que buena parte de los policías heridos el pasado 22M fueron heridos en las piernas. Además, ha agregado que ya con anterioridad al 22M, para los años 2012 y 2013, se había iniciado un proceso de adquisición de 2.750 nuevas equipaciones por año, compuestas de prendas de uniformidad con características de impermeabilidad, retardantes al fuego, repelentes de ácidos y con alta resistencia al desgarro y a la abrasión.

En los dos últimos años se han adquirido también 40 nuevos vehículos. Aunque ya estaba previsto con anterioridad, para este año se les va a dotar también de 55 nuevos cascos, 500 pantallas más resistentes, así como guantes anticorte y linternas.

Cosidó ha adelantado además una serie de reformas para reorganizar las UIP "que las haga más operativas". Cada uno de los grupos pasará a estar formado por cuatro subgrupos -actualmente son tres- de modo que siempre estén disponibles para la actuación operativa un total de al menos 50 funcionarios por grupo. También se creará un grupo de intervención inmediata compuesto de dos subgrupos y jefe de grupo al frente de los mismos, con personal especialmente cualificado, dotados de vehículos que permitan su más rápida movilidad e intervención en los casos de graves disturbios o de situaciones de violencia en apoyo al resto de grupos.

Los antidisturbios cambiarán su protocolo de actuación contra la violencia urbana

Cosidó ha lamentado que, "para actuar ante grupos violentos tan radicales, numerosos y en espacios urbanos abiertos, condiciona esa capacidad y la capacidad por subgrupos pierde su efectividad". Por ello ha anunciado que están "rediseñando los despliegues partiendo de un núcleo básico integrado por un mínimo de dos grupos operativos enlazados con el resto de los grupos intervinientes pero con movilidad de ambos grupos al unísono, especialmente cuando se intervenga ante situaciones de especial violencia".

El tercer bloque de estas medidas para dar más apoyo a la UIP consiste en "mejorar y aumentar su seguridad jurídica". En este sentido ha anunciado la puesta en marcha, junto a la Abogacía del Estado, de iniciativas en nombre y representación de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía cuando sean objeto de agresiones. Según ha dicho Cosidó, la Abogacía del Estado representará a los policías siempre que "hayan sido objeto, como consecuencia u ocasión del ejercicio de sus funciones, de alguna infracción".