Público
Público

Antiguo fármaco para combatir el tabaquismo se muestra exitoso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Gene Emery

La citisina, un extracto herbáceocomercializado por primera vez en Bulgaria en 1964, puedebrindar a los fumadores una asistencia de bajo costo para poderdejar el tabaquismo, según reveló el primer estudio ampliomoderno sobre el fármaco.

En una prueba sobre 740 voluntarios, publicada en NewEngland Journal of Medicine, el 8,4 por ciento de los querecibieron citisina durante 25 días permanecieron sin fumar porun año, comparado con el 2,4 por ciento de los integrantes delgrupo que recibió placebo.

Esa tasa de éxito es comparable a la de tratamientos conparches de nicotina y otros medicamentos para dejar de fumarcomo la vareniclina (Chantix) y bupropion (Zyban), dijo aReuters Health el autor del estudio, Robert West, delUniversity College de Londres.

Chantix es comercializado por Pfizer Inc y Zyban porGlaxoSmithKline.

El producto de origen herbáceo cuesta mucho menos: un mesde píldoras de citisina, que en Europa central y oriental sevenden como Tabex, cuesta unos 15 dólares en Polonia y 6dólares en Rusia.

Los parches de nicotina y las píldoras para dejar de fumarsuelen venderse a más de 100 dólares por tratamiento, según elpaís.

"Este es un uso sin licencia. En teoría cualquiera puedecultivar esto. Las píldoras pueden fabricarse por prácticamentenada", dijo West. El fármaco no está aprobado en EstadosUnidos, Japón ni Europa occidental.

El tabaquismo causa la muerte de unas 5 millones depersonas por año en todo el mundo y el 95 por ciento de quienesintentan abandonar el hábito sin ayuda fracasan. La mayoría nopuede costear algunos medicamentos que se consideranefectivos.

Aunque algunos estudios previos sugerían que la citisinapuede ayudar a abandonar el cigarrillo, no eran concluyentes.

"La citisina ha estado esperando en las sombras en lo querespecta al control del tabaco durante mucho tiempo", dijoThomas Glynn, director de control internacional del cáncer dela Sociedad Estadounidense del Cáncer, que no participó delestudio.

"Nunca antes se había realizado un estudio amplio y bienhecho. Este no es definitivo, pero es un estudio inicial parala citisina", añadió.

Dado que el precio es mucho menor al de otros tratamientos,"esto será clave en países de bajos ingresos donde lascompañías de tabaco están focalizando gran parte de su esfuerzoen la actualidad", expresó Glynn a Reuters Health. "Esto puedehacer una diferencia real en la salud pública", agregó.