Público
Público

Antioxidantes no sirven contra la artritis reumática y el lupus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

NUEVA YORK (Reuters Health) Los antioxidantes en losalimentos y suplementos no protegerían a las mujeres de laartritis reumática (AR) o el lupus, de acuerdo a un nuevoestudio.

La AR no es lo mismo que la osteoartritis, que aparece conla edad o el desgaste articular. No es tan frecuente, pero símás grave. La AR y el lupus son enfermedades autoinmunes.

Un equipo estudió a unas 185.000 mujeres durante 24 años yno halló una relación clara entre el consumo estimado deantioxidantes (vitaminas A, C y E y betacaroteno) y laposibilidad de que se les diagnosticara AR o lupus.

Esto contradice los hallazgos de estudios previos de quelas mujeres que más antioxidantes tomaban tenían menor riesgode padecer esas enfermedades.

Un motivo para verificar si esos componentes en la dietatendrían algún efecto es que las personas con AR y lupus tienenniveles más bajos de antioxidantes en sangre que la poblaciónsana. Y, según estudios en ratones, su uso reduciría lainflamación que activa el sistema inmune asociada con esasenfermedades.

Los antioxidantes no sólo controlan la inflamación, sinoque también protegen al tejido corporal de las partículaspotencialmente dañinas de las células llamadas especiesreactivas al oxígeno.

Pero en el nuevo estudio, publicado en American Journal ofEpidemiology, los autores no hallaron una relación entre lacantidad de antioxidantes y el riesgo de desarrollar AR olupus.

Las mujeres participaban en los ensayos Nurses' HealthStudy y Nurses' Health Study II, que evalúan el estilo de viday el riesgo de enfermedad en 240.000 mujeres estadounidensesdesde 1976 y 1989.

El estudio posee limitaciones, por ejemplo, que fueobservacional. Los autores sólo les preguntaron a las mujeressobre el consumo de antioxidantes y observaron qué les sucedíaen el tiempo, de modo que los resultados serían casuales.

Pero no excluyen la posibilidad de que la carenciasignificativa de ciertos antioxidantes tenga un papel en elriesgo de padecer AR o lupus, señaló el equipo de la doctoraKaren H. Costenbader, de Brigham and Women's Hospital, enBoston.

El lupus, formalmente conocido como lupus eritematososistémico, produce dolor e inflamación articular, fatiga yerupciones cutáneas, pero también puede afectar otras partesdel cuerpo, como el corazón y los vasos. La AR aparece cuandoel sistema inmune ataca por error a las articulaciones.

El equipo de Costenbader se concentró en 184.643 mujeressin AR o lupus al inicio del estudio que respondieroncuestionarios sobre la alimentación y el uso de suplementos en1980 o 1991, según el estudio.

Luego estimó el consumo diario de las vitaminas A, C y E,además de alfa y betacaroteno, licopeno, luteína,betacriptoxantina y zeaxantina.

Entre 1980 y el 2004, se les diagnosticó AR a 787 mujeres ylupus a 192 mujeres.

Las mujeres que más antioxidantes ingerían tendían amantener un estilo de vida más saludable: eran más activas ymenos propensas a fumar. Al tener en cuenta esos factores, elconsumo de antioxidante no mostró una relación sólida con la ARo el lupus.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 9 dejunio del 2010.