Público
Público

Para antisistemas discretos y afectuosos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eloy Fernández Porta propuso que en el acto de recuerdo en la muerte de Francisco Fernández Buey, Paco, estuviera presente un artículo escrito en abril de 2009. Lleva por título una pregunta: ¿Es tan malo ser antisistema? En una conversación que teníamos con Eloy, Antonio Izquierdo y Salvador López Arnal preparando el acto salieron diferentes motivos para que fuera leído. Eloy decía 'mañana tenemos que hablar de futuro' y este es un texto sobre la situación que vivíamos en 2009, pero también sobre la actual y a la que tenemos que hacer frente. Antonio insistía en la imposible vinculación de Paco con una única generación, Paco pertenece de un modo u otro a las diferentes generaciones con las que ha convivido, porque siempre ha estado pendiente de lo que ocurría, atento para poder intervenir y dispuesto a colaborar en las causas que lo merecieran.

Paco pertenece de un modo u otro a las diferentes generaciones con las que ha convivido ¿Es tan malo ser antisistema? Es un texto que a mi modo de ver muestra bien este carácter intergeneracional de Paco, que además se ha visto bien entre las personas de tan diversas edades que han venido a estar con él, desde catedráticos eméritos hasta estudiantes con los que ha compartido universidad. Y me gusta especialmente destacar que este texto evidencia su vinculación con los estudiantes. Paco fue un estudiante activo que nunca dejó de serlo, o así me lo parece a mí, ya sea creando el Sindicato Democrático de Estudiantes de la Universidad de Barcelona, como profesor no numerario o Catedrático y siempre estuvo a disposición de los estudiantes buenos y los buenos estudiantes.

Este artículo surgió de las movilizaciones vividas en el curso 2008-09 en defensa de la universidad pública y de calidad, y de la contestación que merecieron por parte de la propia comunidad universitaria, del conjunto de los representantes políticos institucionales y de buena parte de los medios de comunicación. Es un texto en contra de la criminalización, en contra del mal argumentar y del mal decir. A favor de escuchar las voces críticas que aportan para intentar conseguir una sociedad mejor. A favor de aquellas simientes de las que nos habla Käthe Kollwitz que nunca deben molerse. No quería hablar solo yo aquí y, recogiendo algunas cosas de las que han escrito en las últimas horas sobre Paco personas a quien consideraba cercanas y a quien tenía afecto, diría que en este texto, como de costumbre, en palabras de nuestro rector en la Universidad Pompeu Fabra, el rector Moreso, Paco 'hablaba siempre pausadamente, siempre sensible a las razones, conjurando más el acuerdo que el conflicto'. Añadiría, habitando el conflicto cuando lo consideraba oportuno, pero siempre con la voluntad de resolverlo.

¿Es tan malo ser antisistema? Es un texto de alguien que como dice Toni Domenech, nunca se acomodó a ninguna componenda, ni de la Transición ni de la revolución conservadora que nos empezaría a pasar por encima en el mismo período y que todavía dura. Su dignidad, su rigor se lo impedían. Rafael Argullol ha señalado como 'Su inconformismo y su rebeldía éticas se agrandaban en la misma medida que su profundidad intelectual las hacía consecuentes'. Me parece que convendrá destacar también su buen humor. Toni Domenech habla de una doble derrota, que aun pudiéndolas aceptar, Paco siempre apuntaría 'derrotados, pero de buen humor'.

João França, todavía estudiante en nuestra Facultad y que ha dedicado muchas horas a informarse, informar y defender la universidad pública, escribía en un tuit: 'Cada cop queden menys intel·lectuals com Fernández Buey, que sabia que el pensament no estava a la torre de marfil'. 'Cada vez quedan menos intelectuales como Fernández Buey, que sabía que el pensamiento no estaba en la torre de marfil'. Este texto muestra la decisión, la determinación, el compromiso de Paco. Y la palabras de João lo son del aprecio que tantos estudiantes tienen por Paco y que, por ejemplo, en las últimas horas han dado vida al proyecto Biblioteca Buey. Francisco Fernández Buey, pasaba de ser 'el Buey' como estudiantes, a Paco como compañero y amigo.

Salvador López Arnal en su recuerdo afectuoso En la muerte de un imprescindible filósofo gramsciano ha escrito 'Como todos los grandes, no es posible decir nada justo de él en 30, 40 o en 200 líneas' y es necesario insistir en eso. Paco nos desborda, por su sabiduría, activismo, dignidad, responsabilidad, generosidad... El recuerdo aquí apuntado es un fragmento de fragmento. Como decía Eloy, hoy toca hablar de futuro. Es lo que hemos estado haciendo con Paco hasta los últimos días. Es lo que le animaba y lo que nos debe animar.

Paco siempre tuvo muy clara la necesidad de conocer bien la historia para poder pensar hoy Paco de entre las diferentes disciplinas que cultivaba tenía especial aprecio a la historia de las ideas, que de algún modo está presente en todas las demás. En la última y larga conversación que tuvimos volvió a aparecer la noria de las ideas de la que tantas personas le habrán escuchado hablar. En este texto, en la reconstrucción, del uso del termino antisistema hay un destacable ejercicio de historiador de las ideas. Paco siempre tuvo muy clara la necesidad de conocer bien la historia para poder pensar hoy. Habrá muchas cosas que el ya no podrá ver y nos faltará su mirada clara, perspicaz, pero tendremos su acompañamiento, todo lo que nos ha enseñado, sus libros, sus entrevistas, sus intervenciones... Todo su pensamiento de insumiso y antisistema, discreto y afectuoso.