Público
Público

Antonio Camacho dice que a ETA le queda algo de armamento, menos del que tuvo históricamente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior y número uno de la candidatura socialista por Zamora al Congreso de los Diputados, Antonio Camacho Vizcaíno, ha asegurado que a la banda terrorista ETA le queda "algo de armamento" pero "mucho menos del que ha tenido históricamente".

Antonio Camacho ha explicado, en una entrevista concedida a EFE, que al hecho de que la banda terrorista tenga ahora menos armas ha contribuido el hallazgo, en abril, del mayor depósito de explosivos de ETA en España y el descubrimiento, en el verano de 2009, de la mayor parte de los zulos que tenía la banda terrorista en Francia.

Ha indicado además que tras el cese definitivo de la violencia no ha dado ningún tipo de instrucciones a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad porque el marco que rige es el Estado de Derecho, ya se han producido detenciones y la policía y la Guardia Civil "ya saben cual es su trabajo y lo que deben hacer".

Para Camacho, el "único gesto de responsabilidad" que ha ofrecido el líder del PP Mariano Rajoy en cuanto al consenso en la lucha antiterrorista lo ha dado cuando ETA ha dejado las armas.

Al respecto, ha asegurado que cuando en el debate cara a cara televisado oyó a Mariano Rajoy decir que ofrecía todo tipo de consensos en ámbito antiterrorista se preguntó "por qué no lo ha hecho antes", a lo largo de las dos últimas legislaturas.

El titular de la cartera de Interior ha agregado que el Gobierno socialista ha sido "el que más problemas ha tenido" a la hora de desarrollar su política antiterrorista, ya que "por primera vez en la historia" ha habido una oposición "a veces muy intensa" en cuestiones que nunca antes fueron objeto de enfrentamiento.

Pese a ello, los esfuerzo en ocasiones "sobrehumanos" del Gobierno socialista por mantener la unidad de los demócratas han dado sus frutos y esa unidad es "la que nos ha llevado hasta aquí".

A su juicio, el proceso de paz será "complejo" y el Gobierno que resulte elegido tras el 20-N deberá generar el consenso suficiente, aunque se ha mostrado optimista porque ya se ha conseguido "la parte más difícil" del proceso de paz, por lo que "sabremos hacer también lo más fácil".

Ha señalado además que no existe ningún acuerdo ni tácito ni expreso entre el PP y el PSOE para no hablar de ETA y del abandono de las armas en campaña, si bien el Partido Popular está "extraordinariamente sensible" con cualquier comentario que pueda hacer el Gobierno sobre este asunto.

Sobre la reducción de las víctimas mortales en accidentes de tráfico, el ministro del Interior ha asegurado que es resultado de sumar la "actitud responsable" de los conductores y una "política clara" del Ministerio.

Por ello, al ministro le produce "especial orgullo" saber que el número de fallecidos sea similar al de los años 60, cuando el número de vehículos y de conductores era "enormemente inferior".

Como candidato socialista por Zamora, Antonio Camacho ha asegurado que Zamora tiene "muchas posibilidades", pese a que en el pasado en algunas administraciones ha habido gobernantes que "no han generado el suficiente dinamismo".

Sobre el problema de la despoblación, ha comentado que es fruto de que Castilla y León y Zamora han estado sometidas "durante muchísimo tiempo a un exceso de políticas conservadoras" que no han generado "suficiente dinamismo" en la Comunidad ni el provincia.

Preguntado por si la Ley de Dependencia dará votos al PSOE en Zamora al ser una provincia con un alto índice de envejecimiento, ha aclarado que cuando los socialistas pusieron en marcha la ley no se pensaba en una campaña electoral sino en mejorar la vida de más de 700.000 personas, entre ellos más de 6.000 zamoranos.

"La política del PSOE nunca ha estado destinada a conseguir votos, sino a mejorar la vida de los ciudadanos y esperamos que los demás partidos tengan el mismo comportamiento, ya estén en el Gobierno o en la oposición", ha declarado.

Entre los aspectos positivos de Zamora ha citado sus posibilidades, su paisaje, su cultura, su historia, su comida y su gente y entre los negativos que no tiene suficientes políticos que estén "a la altura de lo que necesita y de lo que merece" la provincia.

Ha confesado además que no se plantea dimitir si consigue el escaño por Zamora y Rubalcaba no llega a la Moncloa, ya que cuando asume una responsabilidad lo hace por el tiempo para el que se le nombra y espera "trabajar el resto de mi vida por Zamora" y no sólo cuatro años.