Público
Público

Antonio Gala, en "libertad vigilada" por su enfermedad, entrega su premio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor Antonio Gala ha entregado esta noche el premio de poesía que lleva su nombre al ganador en un acto al que ha acudido -según él- en "libertad vigilada" debido al cáncer que padece y que se ha celebrado en la localidad malagueña de Alhaurín el Grande, donde tiene una casa en la que pasa temporadas.

"Estoy aquí ahora mismo en libertad vigilada, me han dado hora y media de salida porque estoy hospitalizado en 'La Baltasara'; han tenido ese buen gusto de mandarme a mi casa", ha asegurado ante los asistentes, ante los que no ha parado de hablar de sus "perrillos".

El autor, que con sus comentarios ha causado constantes risas del público, ha bromeado afirmando que en breve tendría que marcharse porque le esperaba la "policía médica" y ha señalado que está "tan aburrido" que leer poesía inédita le parece "lo mejor".

Pablo Guerra, tinerfeño residente en Buenos Aires (Argentina), ha ganado con su obra "Cielos quemados" esta quinta edición del premio, dotado con 6.000 euros y convocado por el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande, y su creación será publicada por la Diputación de Málaga.

Gala ha recordado que este premio se daba el día del solsticio de verano, pero ese día de este año él era "un campo de batalla" donde "tres fuerzas absolutamente descomedidas y brutales buscaban la muerte recíproca", aunque no la suya porque él era "el campo de batalla" y no se enteraba "de nada".

De esta forma, ha aludido al cáncer, la quimioterapia y la radioterapia y ha añadido que "acabas con la piel de cocodrilo y hecho un buñuelo".

El escritor ha comentado que el premio ahora entregado en el equinoccio de otoño, que considera que "no es mala fecha, que la noche y el día tengan la misma medida no es tan malo", y que "quizás esa media tinta del equinoccio no sea tan mala cosa, sobretodo cuando se ha llegado a ella pensando que no se iba a llegar".