Público
Público

La antorcha olímpica llega a Nagano fuertemente protegida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La antorcha olímpica llegó hoy a Nagano, en el centro de Japón, donde mañana recorrerá más de 18 kilómetros rodeada de fuertes medidas de seguridad en previsión de las protestas convocadas por grupos pro-tibetanos, según Kyodo.

El recorrido de la antorcha comenzará a las 8:30 de la mañana y contará con la protección de más de 3.000 agentes de policía, ante la posibilidad de que se organicen protestas de grupos pro derechos humanos, al igual que ocurrió en ciudades como París, Londres o San Francisco.

Además se espera que unos 2.000 residentes y estudiantes chinos se manifiesten a favor del paso de la antorcha por Nagano, ciudad que albergó los Juegos Olímpicos de Invierno en 1998.

Se prevé que el recorrido de 18,7 kilómetros se complete en 3 horas durante las que la antorcha desfilará por las manos de 80 relevistas.

Durante el itinerario dos guardias de seguridad chinos, a los que se les conoce como guardianes de la antorcha, seguirán el recorrido, según la agencia local de noticias.

La presencia de estos corredores, calificados de "matones" por el presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres (2012), Sebastian Coe, ha sido reconocida desde Japón como necesaria a pesar de que la semana pasada las autoridades negaran que fueran a participar en el recorrido de la antorcha por Nagano.

"(El Comité Olímpico Japonés) también ha insistido en que la participación de estos dos guardianes es necesaria para garantizar del buen funcionamiento del relevo porque son expertos en el manejo de la antorcha", dijo Shinja Izumi, presidente de la Comisión Nacional de Seguridad Pública.

Izumi aseguró estos dos corredores sólo se encargarán de supervisar el recorrido y que será la policía japonesa la que garantizará la seguridad.

El desfile de la antorcha olímpica por Nagano estará restringido al público en el punto de salida y algunas zonas de la ruta, por decisión de las autoridades locales.

El recorrido ha sufrido cambios después de que el templo budista de Zenkoji rechazara ser el lugar de salida del recorrido, en protesta por la actitud china para con el Tíbet, por lo que las autoridades locales establecieron un nuevo punto de partida.