Público
Público

ANV y los rumores de cambio de Gobierno, en boca de los invitados al Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque hoy no ha habido cóctel en el acto conmemorativo de la Constitución en señal de duelo por el asesinato de Ignacio Uria, los invitados al Congreso sí han podido comentar, como cada año, la actualidad política, con ANV y los rumores sobre un hipotético cambio de Gobierno como asuntos de mayor interés.

Las charlas informales tras los discursos oficiales se han sucedido en el atestado salón de pasos perdidos del Palacio, a donde han regresado muchos de los parlamentarios que treinta años atrás protagonizaron la Transición y la redacción de la Carta Magna.

Ha habido tiempo hasta de escuchar propuestas formales, como la realizada por el líder del PP, Mariano Rajoy, al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que se disuelvan ya los ayuntamientos de ANV, porque considera que no hay que esperar para ello a una reforma legal

El propio Rajoy ha comentado esa propuesta a los periodistas, quienes durante más de media hora han escuchado, además de sus consideraciones políticas, sus planes navideños o sus actuales lecturas.

Los rumores sobre cambios en el gobierno de Zapatero y, en concreto, en su equipo económico, no eran ajenos a Rajoy, quien, a pesar de que ha cuestionado la gestión de Pedro Solbes, ha estimado que sería "disparatado" cambiar a un ministro a los siete meses.

Varios de los miembros del Ejecutivo asistentes al acto se han encargado de alejar la posibilidad de esa remodelación y han llegado a calificar de "delirio" alguno de los cambios barajados por la prensa.

En cualquier caso, todos han remitido a Zapatero, porque han recordado que es una cuestión que depende única y exclusivamente de él.

Él no ha dado pie a despejar ninguna duda porque en todo momento ha evitado los corrillos con los periodistas, con el argumento de que hoy era un día de fiesta y no para hacer política.

"Cada uno es como es", ha comentado cuando se le ha señalado que, justo a su espaldas, Rajoy llevaba ya muchos minutos hablando con la prensa.

La decisión de la Cámara Baja de no colocar un micrófono a la entrada del Palacio del Congreso para que, como en otras ocasiones, los políticos pudieran hacer sus declaraciones, ha propiciado algún que otro empujón de las fuerzas de seguridad a los periodistas.

El barullo no ha debido llegar a oídos del presidente del Congreso, José Bono, ya que Zapatero ha destacado que lo veía muy contento y ha aprovechado la ocasión para elogiar su trabajo.

Bono es un "gran presidente", a su juicio, y ahora está más contento con él que cuando lo propuso para el cargo.

Zapatero sí se ha prodigado algo más en sus charlas con algunos de los invitados, como con el presidente de la Generalitat, José Montilla.