Público
Público

Apartamentos, trajes, y también deudas en el testamento de Pavarotti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apartamentos y chalets de lujo, trajes de escena, millonarios derechos de autor, pero también fuertes deudas, es lo que dejó el tenor italiano Luciano Pavarotti a sus herederos, según el inventario de sus bienes que publica hoy el diario "Il Resto del Carlino".

El periódico local de Emilia Romagna (noreste), distribuido en Módena, ciudad donde nació y murió Pavarotti, publicó hoy todos los detalles del inventario de los bienes del tenor, formado por unas cien páginas, y que fue redactado y depositado en estos días en el tribunal por el notario Giorgio Cariani.

En el inventario figuran todos los inmuebles que Pavarotti poseía en Italia y en el extranjero, se desglosan las cuentas corrientes del tenor, y se incluyen 18 trajes de escena, así como las participaciones financieras y los derechos de autor.

Los trajes de escena, como la chaqueta de terciopelo que llevó en una de sus interpretaciones de Mario Cavaradossi en la opera "Tosca", o el chaleco de Rodolfo en la "Bohème" son recuerdos del maestro de "un valor no cuantificable", escribe el notario.

La herencia de Pavarotti, que falleció a los 72 años el pasado 6 de septiembre, consta además de numerosos inmuebles, de los que no se especifica el precio, como la gran finca de Módena, con chalet, restaurante, piscina, cuadras y 20.000 metros cuadrados de terreno agrícola.

Así como la villa sobre las colinas de Pesaro (centro) inmersa en un terreno de 10 hectáreas; nueve apartamentos en Módena; un lujoso apartamento de Mónaco, donde había establecido su residencia y en el que guardaba alguna de las piezas de su colección de arte.

El diario revela también la cartera de acciones del tenor, que tendrán que ser calculadas posteriormente, y muestra la lista de las obligaciones y títulos, que suman casi cinco millones de euros, y una decena de cuentas corrientes, con un total de 300.000 euros.

De los datos bancarios publicados por "Il Resto del Carlino" se desprende que entre las cuentas en números rojos y las hipotecas, Pavarotti acumuló deudas por 20 millones de euros.

Un capítulo especial del inventario son los bienes incluidos en el "trust" -una especie de fideicomiso- que gestionaba sus posesiones y ganancias en Estados Unidos.

En el patrimonio norteamericano se incluyen sus tres apartamentos en un edificio del barrio del Upper East Side de Nueva York, con vistas a Central Park, y que en su momento fueron valorados 100 millones de dólares.

Además, el informe del notario contempla en el apartado "bienes inmateriales", todos los derechos de autor para grabación y reproducción de la voz del tenor.

Ahora, estos bienes serán estudiados, valorados y repartidos como el artista dejó expresado en sus dos testamentos.

En el testamento principal del 13 de junio de 2007, como establece la ley italiana, Pavarotti dejó un cincuenta por ciento de la herencia dividido a partes iguales a sus cuatro hijas (tres del primer matrimonio y la última, Alice, que tuvo con su segunda mujer, Nicoletta Mantovani), y otro 25 por ciento a su viuda.

El restante 25 por ciento, que el tenor podía decidir a quién destinar, fue asignado también a Mantovani, con lo que su viuda se convertía en heredera universal con el 50 por ciento del patrimonio del tenor.

Pero además, en un segundo testamento, que completaba el primero, y que fue redactado el pasado 29 de julio, preveía que la gestión del "trust" de Estados Unidos fuese para su esposa.