Público
Público

El apetito por la deuda española se dispara

El mercado pide más de 15.000 millones en letras, una cifra no vista en toda la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La orquesta habitual de la crisis de la deuda afina desde el lunes la conocida marcha del riesgo al colapso del euro. Tenían los titubeos de la Unión Monetaria con Grecia como percha; los informes del FMI para hurgar en busca de la palabra contagio y subastas de deuda pública. ¿Quién dijo miedo? En la misma semana en que han vuelto a oírse preguntas y respuestas sobre el posible contagio a España, el mercado, que son bancos con nombre y apellido, ha vuelto a demostrar la paradoja. Ayer pedía en la subasta de letras del Tesoro Público español títulos por valor de 15.040 millones de euros, un 10% más que en la emisión anterior del mismo tipo de títulos.

La sobredemanda en el caso de las letras a tres meses superó en 9,5 veces la cantidad adjudicada. No se había visto cosa igual en el año largo que dura la crisis de la deuda. La diferencia entre lo adjudicado y lo solicitado se explica en parte en que el Tesoro decidió plantarse en la entrega de títulos a tres meses en 632 millones de euros (frente a 998 millones en la subasta anterior) al ver que la rentabilidad exigida se encarecía un 11,28% hasta situarse en el 1,58% (motivo, precisamente, de la mayor demanda).

El Tesoro capta 2.988 millones en títulos a tres y seis meses

La rentabilidad exigida a las letras a seis meses, sin embargo, disminuía hasta el 1,789%, lo que hizo que el Tesoro incrementase hasta 2.356 millones de euros la cantidad adjudicada (en la última emisión a seis meses se plantó en 1.300 millones), haciendo que el total recaudado en el día se situase en 2.988 millones. La cantidad solicitada en este caso superó los 9.000 millones de euros, cifra que tampoco se había visto en toda la crisis.

Según Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets, la caída de la rentabilidad a seis meses frente a la subida a tres parece indicar que 'el mercado espera que la incertidumbre en la zona del euro esté mucho más despejada dentro de seis meses que dentro de tres'.

La demanda de letras a seis meses se elevó a más de 9.000 millones

Incertidumbre irreal según las cifras de la subasta y también según las palabras de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y del comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, que inauguraron ayer las jornadas anuales de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) junto a su presidente, Luis Berenguer. Según Salgado, 'hay inestabilidad en los mercados y eso nos afecta a muchos países'. Sin embargo, la ministra de Economía invitó a mirar 'no sólo el diferencial con respecto al bono alemán, porque puede ser que las rentabilidades que está pagando su deuda estén bajando por ser una vez más un valor refugio' sino 'también el diferencial con otros países como Italia y Bélgica'.

Almunia, por su parte, mostró su esperanza en que la nueva crisis griega se resuelva en cuestión de días para que los países 'que están haciendo los deberes, como es el caso de España, no sufran las consecuencias de que otros no los hagan'. Los mercados 'a veces se ponen demasiado nerviosos, pero no son ciegos', añadió confiando en que vean clara la diferencia entre España y otros países periféricos.