Público
Público

Aplazado hasta enero el juicio de Berlusconi por fraude

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha logrado que la reanudación su juicio por fraude fiscal se postergue hasta el 18 de enero porque tiene que atender apremiantes cuestiones de Estado.

Los jueces aceptaron el lunes la esperada petición de los abogados de Berlusconi diciendo que hay "un impedimento legítimo".

El líder de centroderecha, uno de los hombres más ricos de Italia, preside estos días en Roma una cumbre de la Organización de la ONU para la Agricultura y los Alimentos.

El juicio es uno de los dos a los que se enfrenta Berlusconi, de 73 años, después de que el máximo tribunal italiano decidiera el mes pasado eliminar su inmunidad de procesamiento y permitir que procedan las demandas legales en su contra.

Berlusconi está acusado de fraude fiscal y contabilidad falsa en la administración de sus compañías de medios. El primer ministro se ha declarado inocente.

Los cargos provienen de la adquisición de derechos televisivos por parte de la emisora Mediaset, controlada por el grupo Fininvest de Berlusconi. Los fiscales sospechan que Mediaset compró los derechos a dos compañías del primer ministro en paraísos fiscales a un alto precio.

En otro juicio, Berlusconi está acusado de pagar un soborno de 600.000 dólares (unos 430.000 euros) al abogado británico David Mills para que no publicara detalles incriminatorios de sus acuerdos de negocios. Su próxima audiencia está prevista para el 27 de noviembre.

Mills ha apelado su condena en el caso.

Berlusconi ha dicho que no tiene intención de dimitir, ni siquiera si fuera condenado en alguno de los dos procesos en su contra.

El Tribunal Constitucional de Italia falló el mes pasado que una ley aprobada por su Gobierno, que le daba inmunidad judicial mientras estuviera en el cargo, violaba la Constitución.

Berlusconi ha criticado a menudo el sistema judicial diciendo que está manejado por jueces "comunistas" que quieren destruirle.

Los crecientes problemas personales, políticos y legales de Berlusconi han llevado a los diarios oficialistas y a sus aliados políticos a hablar de una conspiración en su contra y del riesgo de convocatoria a elecciones anticipadas.

El Gobierno de Berlusconi ha ideado rápidamente una reforma judicial que eliminaría los juicios en su contra, pero varios de sus aliados se han distanciado del plan. La reforma se presentó el jueves en el Senado.