Público
Público

El apoyo público permite a la I+D capear la crisis y crecer un 10,2%

El gasto de España supone el 1,35% del PIB, lo que reduce la brecha con la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El estallido de la crisis no ha hecho mella aún en la apuesta por la Investigación y el Desarrollo (I+D), una de las grandes asignaturas pendientes de la economía española. En 2008, el gasto en esta actividad creció un 10,2%, hasta 14.701 millones de euros, equivalentes a un 1,35% del PIB. Esa cifra supone reducir la brecha entre España y la UE, donde el esfuerzo supone, de media, el 1,85%, aunque a ello ha contribuido la ampliación a 27 miembros en 2007, que incorporó a países más rezagados que España.

El alza de 2008 fue posible, en buena parte, gracias al esfuerzo de la Administración pública, que incrementó su gasto un 13,8%. En el caso de las empresas, el aumento fue del 8,3%. El número de compañías que invirtió en I+D sólo aumentó un 2,6%.

Por origen de los fondos, la aportación privada cayó tras varios ejercicios de incrementos y se quedó en el 44,95%, frente al 45,46% de 2007. Pese al dato, Fernando Cortina, subdirector de Estadísticas del INE, rechazó ayer hablar de 'cambio de tendencia'.

El sector empresarial ejecutó el 54,9% del gasto, lo que supone un ligero retroceso (55,87%), aunque está en línea con la media de la UE, que quiere que la iniciativa privada alcance el 75% del total, en línea con Japón, la referencia mundial.

A diferencia de otros años, el INE no ha pronosticado cuánto tardará España en alcanzar el objetivo de que la I+D represente el 2% del PIB, que el Gobierno se ha marcado para 2010. En 2007, el Instituto de Estadística dijo que, al nivel de inversión y PIB de entonces, esa meta no se lograría hasta 2013. 'Este año no nos hemos atrevido porque [lo que pueda hacer el PIB] es mucho más incierto', dijo ayer Cortina.

Los expertos recetan cautela ante las buenas cifras de 2008. Al ser la I+D una actividad a largo plazo, es posible que muchos proyectos ejecutados ese año ya estuvieran comprometidos. 2009, con la crisis recrudecida, puede deparar sorpresas: el bajón del PIB, que el Gobierno cifra en el 3,6%, puede compensar una eventual caída en el gasto de las empresas, muchas de las cuales son pymes. Entre los sectores más activos está la biotecnología, que en 2007 generó 63.300 empleos directos e indirectos y tuvo un impacto macroeconómico de 8.189 millones, según un informe de la Fundación Genoma presentado ayer.