Público
Público

Los apoyos a Rosell en la CEOE doblan a sus rivales

Herrero y Banegas negocian unificar sus candidaturas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estrategia electoral impecable. Jugada maestra. Con la CEOE debilitada por la polémica gestión empresarial de su todavía presidente, Gerardo Díaz Ferrán, el presidente de la patronal catalana Foment del Treball y candidato a presidir la propia CEOE, Juan Rosell, ha optado por ofrecer a las organizaciones empresariales lo que más necesitan: imagen de fortaleza. Y para eso, la existencia de tres candidatos y un voto dividido, no es lo más recomendable.

El goteo de grandes patronales mostrando públicamente su apoyo a Rosell ha supuesto una gota malaya para los otros dos candidatos (Jesús Banegas, presidente de la tecnológica Ametic, y Santiago Herrero, presidente de la patronal andaluza CEA). Ayer, ambos anunciaron que mantienen conversaciones para unificar sus candidaturas porque, explicaron, 'comparten una misma visión colegiada del gobierno de la CEOE'.

A quienes hasta hace días confiaban en tener apoyos suficientes para llegar en solitario al 21 de diciembre, día de las elecciones, no les salen las cuentas. Los 807 votos que están en juego en la asamblea de la CEOE empiezan a decantarse en favor de Rosell. Por mucho que los votos sean secretos, personales e intransferibles, los vocales están en representación de sus respectivas patronales. Y a los 45 vocales de Foment habría que sumar ya, si se atiende a las declaraciones públicas de sus órganos de gobierno, los 30 de Confemetal, 15 de Feique, 12 de Farmaindustria, 10 de la valenciana Cierval (más probablemente otros 19 de provinciales valencianas) y el mazazo: 83 de Cepyme.

Ayer, en el desayuno de Nueva Economía Fórum que protagonizó Rosell, el vicepresidente de Cepyme, Antonio Garamendi, no sólo le dio su apoyo sino que pidió a los otros que se retiren por 'el bien común'. Manuel Pizarro, ex presidente de Endesa y que hubiera sido el candidato de la madrileña CEIM (45 votos), se encargó de presentar y alabar a Rosell.

Este reconoció que apoya que Díaz Ferrán pase a ser presidente de la Fundación de la CEOE como marca la tradición.