Público
Público

Aprender a protegerse del temporal

Los expertos en protección civil piden más sentido común a los ciudadanos tras un invierno marcado por las catástrofes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vendavales mortales en Catalunya, un tornado en Málaga, nevadas que cerraron el aeropuerto madrileño de Barajas. Es el balance de un invierno que ha reactivado el debate sobre el papel de la protección civil. A tenor de lo que opinan los expertos, la prevención del riesgo necesita mejorar: no hay inversión suficiente para evitar situaciones que se consideran excepcionales e insólitas. Y muy importante, el ciudadano no sabe cómo actuar en situaciones de riesgometeorológico.

'Nos hemos convertido en burgueses meteorológicos, en el sentido de que nos quejamos con gran facilidad', explica Javier Martín-Vide, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona. Este problema, según indica, tiene que ver con que la mayoría de gente vive en entornos urbanos y con poco contacto con la naturaleza. 'Nuestros padres y abuelos daban menos importancia a las tormentas o los vendavales, ahora nadie está satisfecho con el tiempo', expone. Según concluye, 'en otros países están más habituados a esos fenómenos y son menos temerarios'.

Mar Pla, portavoz del Servicio Meteorológico de Catalunya, se expresa en términos similares. 'La gente no se da cuenta del poder de la naturaleza, porque estamos acostumbrados a entornos muy protegidos', dice. Y cita un ejemplo: 'Durante la nevada de 2001 en Barcelona, la gente se lamentaba porque nadie había ido a quitarle la nieve de la puerta de casa. En Europa, todos tienen una pala en casa para estas situaciones'.

Según esta experta, se dan casos mucho más graves: 'Ha habido personas que, bajo una tormenta, levantan una valla para cruzar una riada. Nuestro trabajo es informar, pero todo empieza por las mismas personas'. Fuentes de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía se expresan en la misma línea: 'El papel de la ciudadanía es fundamental. Es necesaria una colaboración estrecha entre la ciudadanía y las administraciones para que los ciudadanos tomen medidas de autoprotección'.

El ciudadano es 'el actor principal' de la protección civil, según insisten en la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior. Según exponen, uno de sus objetivos es 'crear una cultura preventiva de los riesgos desde la escuela e intensificar la información a la población'. Porque muchas veces, como explica la subdirectora de Protección Civil de la Generalitat de Catalunya, Núria Gasulla, resulta imposible que las autoridades puedan llegar a tiempo: 'En situaciones como un riesgo químico, la Administración no tiene tiempo ni medios para llegar, es el ciudadano quien debe actuar, por eso nuestro trabajoes prepararle'.

A pesar de su voluntad, los responsables de Protección Civil admiten que van por detrás de la amplísima casuística de lo que puede llegar a ocurrir. Gasulla recuerda que trabajan 'por cálculos de probabilidades', por lo que hay extremos inalcanzables. Mar Pla añade un ejemplo. 'En Londres, una nevada lo paralizó todo, salió el alcalde y dijo: Tenemos una inversión para un mínimo, que si se sobrepasa, no podemos hacer más. Esta cultura es buena; no se pueden prevenir situaciones que pasan cada30 años', asegura. 'Pero cuantas más cosas pasen, más recursos tendremos', añade.

Interior recuerda que los 'avances tecnológicos y en las comunicaciones generan una sociedad de riesgo'. Por su parte, en la Junta de Andalucía admiten que 'la sociedad exige cada vez más seguridad, por eso los planes de emergencia están en continuaactualización'.

A la espera de que la ciudadanía adopte conductas más prudentes y de que la Administración aumente los recursos ante estas situaciones, Martín-Vide, advierte de que la situación irá a peor: 'los riesgos meteorológicos aumentarán en España en frecuencia e intensidad', asegura.