Público
Público

La aprobación de las ayudas al carbón acercan la solución al conflicto minero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 1 oct (EFECOM).- La aprobación de hoy por el Gobierno del Real Decreto que autoriza las ayudas a las compañías eléctricas que utilicen carbón nacional acerca la solución al conflicto minero, que se ha saldado con cuatro jornadas de huelga general y varios encierros.

Tras la buena acogida de los sindicatos, que han calificado la norma de "positiva" y "acertada", falta por resolverse el pago de los salarios adeudados a los trabajadores de las empresas Alonso y Viloria, que se han comprometido a pagarlos el próximo lunes.

El Real Decreto del Carbón ha sido aprobado hoy por el Consejo de Ministros dos días después de que la Comisión Europea (CE) autorizara este tipo de ayudas. El visto bueno de Bruselas era el principal elemento de incertidumbre para aprobar la norma.

La medida autoriza la concesión de compensaciones económicas a las compañías eléctricas que utilicen carbón autóctono hasta el 31 de diciembre de 2014, lo que evitará, según el Gobierno, que el mineral nacional sea relegado ante el descenso en el consumo de electricidad que se ha producido como consecuencia de la crisis económica.

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, ha explicado en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros que la norma cumple con el requisito comunitario de utilizar fuentes de combustión de energía primaria autóctonas sólo hasta el límite del 15 por ciento.

Los principales sindicatos españoles, UGT y CCOO, han acogido con satisfacción el decreto y lo han calificado de "acertado" y "positivo", ya que a su juicio resuelve en parte los problemas por los que atraviesa el sector de la minería del carbón.

De hecho, los seis sindicalistas encerrados desde hace más de dos semanas en el Ministerio de Industria pusieron ayer fin a su protesta tras reunirse con el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín.

Los representantes sindicales apuntaron tras salir de la sede del ministerio que la situación se había desbloqueado.

Pero no todas las reacciones han sido positivas. El Gobierno gallego ha asegurado que "empleará todas las herramientas de las que disponga" para frenar la aplicación del decreto.

Según el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el acuerdo perjudica a las centrales térmicas de la región que adaptaron sus calderas al carbón de importación.

No obstante, el Gobierno ha querido lanzar un "rotundo mensaje de tranquilidad" y ha asegurado que el decreto aprobado hoy no afectará "para nada" a las centrales térmicas gallegas.

Otro de los frentes abiertos en el sector ha sido el impago, por parte de los grupos mineros Alonso y Viloria, de las nóminas a sus trabajadores.

El pasado miércoles, el presidente de Carbunión (la patronal del sector), Victorino Alonso, aseguró que las empresas abonarán los salarios antes del próximo lunes.

Alonso, propietario de una de ellas, explicó que, una vez aprobado el Real Decreto, las compañías no tendrán problemas para conseguir préstamos bancarios para pagar a sus trabajadores.

De llevarse a cabo dicho pago, los más de 1.500 mineros de los grupos Alonso y Vitoria se incorporarán a sus puestos de trabajo y pondrán fin a un mes de protestas.