Público
Público

Aprobada la operación Calderón-Mahou con la abstención de la oposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy, con la abstención de la oposición, PSOE e IU, la operación urbanística del ámbito Vicente Calderón-Mahou, que permitirá demoler el estadio del Atlético de Madrid y la cervecera para levantar un parque, instalaciones deportivas y pisos.

La delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, ha defendido en el Pleno la operación como "una oportunidad, no para un aprovechamiento lucrativo del Ayuntamiento, sino para liberar suelo en el centro en beneficio de todos los madrileños".

Gracias a este proyecto, ha recordado la concejala del PP, el Atlético de Madrid tendrá un estadio -La Peineta- "más cómodo, funcional y mejor comunicado".

Los portavoces de Urbanismo de la oposición han considerado que aunque los proyectos para el ámbito son buenos, no podían votar a favor de una operación que implica más pérdida de suelo industrial para la capital y no recoge la construcción de vivienda protegida.

En sí, el proyecto aprobado hoy por el Ayuntamiento, afecta al ámbito de 204.218 metros cuadrados que actualmente ocupan la cervecera Mahou y el estadio del Atlético de Madrid, de los que habrá una edificabilidad de 175.000 metros cuadrados.

Allí, junto al Manzanares, el suelo que ahora ocupa el Vicente Calderón, más de 31.000 metros cuadrados, se transformará en su totalidad en una zona verde pública "sin ánimo lucrativo" y compatible además con algún uso deportivo, que se denominará Parque Atlético de Madrid.

Pero antes hay que demoler el estadio Vicente Calderón. Está previsto que cueste 12.994.478 euros. La urbanización de la zona, se trata de un ámbito específico destinado a parque y zona deportiva, costará 33.662.392 millones.

En el terreno actualmente industrial que ocupa la fábrica de Mahou, 61.251 metros cuadrados, se concentrará toda la edificabilidad, 175.000 metros cuadrados donde se levantarán 2.000 pisos de precio libre de los que saldrán los beneficios de la operación -dos tercios para Mahou y uno para el Atlético-.

Además del nuevo estadio, de los beneficios previstos (126 millones) saldrá el 57% del coste del soterramiento del tramo pendiente de la M-30 a su paso por el Vicente Calderón.

El Ayuntamiento pagará el resto hasta un total de alrededor de 140 millones, la urbanización de la zona, con una nueva calle desde la plaza de Francisco Morano a la calle Alejandro Dumas (parte en dos los actuales terrenos de Mahou) y la ampliación, en 10.000 metros cuadrados, del colegio público Tomás Bretón.

La urbanización correrá a cargo de los promotores.

Esta operación permitirá al Ayuntamiento seguir adelante con el Plan Especial del Río Manzanares y el proyecto Madrid-Río; completar el soterramiento de la M-30, sus conexiones e incorporaciones; y ganar espacios libres para la ciudad, zonas verdes y equipamientos educativos.