Público
Público

Aprobadas ayudas urgentes para El Hierro, que se cobrarán en diez días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó hoy ayudas económicas urgentes y excepcionales para las empresas y ciudadanos herreños afectados por la erupción volcánica y que se abonarán directamente mediante un procedimiento administrativo simplificado a los diez días de presentada la solicitud.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, informó en rueda de prensa de estas ayudas, que se prorrogarán en el futuro si las afecciones económicas por el volcán se mantienen.

Subrayó que aunque estas medidas tienen que ser complementadas por el Gobierno de España, el Ejecutivo canario no puede esperar más, cuando muchas empresas y trabajadores, sobre todo en La Restinga, llevan un mes sin ninguna actividad.

A las empresas de La Restinga, pueblo que permanece evacuado por la cercanía de la erupción, se dirigen específicamente dos de las cinco medidas aprobadas, una para los pescadores y otra para el resto de negocios.

Cada armador, de los aproximadamente cuarenta con que cuenta La Restinga, recibirá mensualmente mientras se mantenga la imposibilidad de pescar entre 1.200 y 1.900 euros por barco, en función del tonelaje, y además 1.200 euros por tripulante.

La ayuda de 1.200 euros por trabajador se hace extensiva al personal de apoyo que trabaja en la Cofradía de Pescadores.

Esta ayuda aprobada compensa la inactividad entre el 11 de octubre y el 11 de noviembre, pero se prorrogará lo que sea necesario mientras se mantenga la imposibilidad de pescar.

La segunda medida es para el resto de empresarios de La Restinga, que percibirán una ayuda directa y urgente de 1.000 euros y otros 500 euros por cada trabajador que tengan contratado, hasta un máximo de 3.000 euros.

Esta ayuda es por una sola vez, aunque Paulino Rivero insistió en que si los problemas generados por el volcán se mantienen, se revisará la situación.

Otras tres medidas aprobadas incluyen a los evacuados de sus casas de toda la isla, la mayoría de La Restinga, pero también de Frontera, que percibirán una ayuda máxima por alquiler de 350 euros mensuales mientras no puedan regresar a sus viviendas.

Además, las empresas de toda la isla de El Hierro recibirán una bonificación del 50 por ciento en el último trimestre de 2011 en los módulos del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y en el Arbitrio a la Importación y Entrega de Mercancías (AIEM).

A lo largo de 2012, la bonificación se mantendrá en el 25 por ciento para todas las empresas herreñas.

La quinta medida aprobada por el Consejo de Gobierno de Canarias es un plan de choque y urgente contra el desempleo por importe de 200.000 euros para contratar y formar a quienes han perdido sus puestos de trabajo por el cese de actividad obligados por la erupción volcánica.

El plan de choque incluirá obras, instalaciones o cualquier actuación para la restauración medioambiental ante los posibles daños por los procesos eruptivos o por los seísmos, así como iniciativas de formación profesional y empresarial.

Paulino Rivero explicó que estas ayudas son muestra de la solidaridad de todos los canarios con los habitantes de El Hierro, y por tanto constituyen una obligación del Gobierno de Canarias para atemperar los perjuicios económicos derivados de la erupción.

Indicó que su Ejecutivo seguirá peleando para que el Gobierno central articule medidas de ayuda, como hizo en catástrofes como la del "Prestige" o la de Lorca.

Subrayó que la simplificación burocrática para ingresar estas ayudas será máxima, pues bastará con una sencilla solicitud y en diez días se hará el ingreso, y para eso se desplazarán técnicos del Gobierno de Canarias a la isla.

"Vamos a solventar cualquier tipo de obstáculo administrativo" para que las ayudas se paguen en diez días, garantizó el presidente del Gobierno de Canarias.

Paulino Rivero no quiso especificar cuál será el coste de estas medidas y se limitó a decir que "será lo que salga" y que se aplicará "la técnica presupuestaria que haga falta" para cubrirlas, sin limitación alguna, salvo en el caso del plan de empleo de 200.000 euros.