Público
Público

Una apuesta contra el euro

Varios representantes de los principales fondos de inversión del mundo se ponen de acuerdo para diseñar una estrategia contra la moneda europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde finales del mes pasado, cuando empezó a arreciar la tormenta financiera y en Europa crecieron las dudas acerca de la solvencia de la economía española, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no se ha cansado de denunciar a 'los especuladores sin fronteras' , a aquellos que bajo el génerico nombre de los 'mercados' han puesto en cuestión la situación financiera de España y han intentado sacar provecho de la de Grecia

El martes 9 de febrero, después de haber vivido su semana más difícil desde que llegó a La Moncloa, Zapatero y José Blanco, ministro de Fomento, insistieron en esa vía y aseguraron que existía un ataque especulativo contra el euro que estaba afectando de lleno a España. 

Una denuncia que pocos creyeron: el diario Financial Times llegó a decir que Blanco era 'un poco paranoico'. 

Pero algo de razón debía de tener el Gobierno español: The Wall Street Journal informa en su edición de hoy que representantes de algunos de los mayores hedge funds —fondos de inversión de alto riesgo— cenaron juntos el pasado 8 de febrero en Nueva York para acordar una ofensiva contra el euro. 

Entre esos representantes se encontraban los de SAC Capital Advisors y Soros Fund Management, fondo del magnate George Soros, quien ya realizó una operación en 1992 con la que hundió la libra esterlina y ganó 1.000 millones de dólares.

El plan es sencillo: los hedge funds creen que el euro va a caer este año hasta alcanzar la paridad con el dólar. Actualmente el euro vale 1,35 dólares, aunque en diciembre cotizaba a 1,51 dolares. De hecho, desde noviembre la moneda europea se ha depreciado un 10% respecto a la estadounidense debido, sobre todo, a la deuda pública de Grecia. Esta depreciación ha provocado el abandono del euro por parte de muchos inversores.

Si el euro se equiparase al dólar mucha gente ganaría mucho dinero: aquellos que han apostado, y siguen haciéndolo, por la depreciación de la moneda europea. Al final todo se reduce a eso, a una apuesta, como el que apuesta en un carrera de caballos, con la diferencia de que aquí el azar, lo impresivible, está más o menos bajo control: si queremos que el dólar suba, aumentemos la demanda.

'Esta es una oportunidad para hacer un montón de dinero', ha declarado a The Wall Street Journal un experto directivo de estos hedge funds. 

Aunque es imposible predecir el efecto que tendrán estas 'apuestas',  parece claro que han aumentado la presión sobre el euro y, por ende, sobre la Unión Europea para solucionar cuanto antes el problema de Grecia . Una muestra más del poder de lo que llaman 'mercados', esos a los que Zapatero ha puesto en su punto de mira.