Público
Público

Arabia Saudí y su estrategia antiterrorista

Human Rights Watch denuncia la situación de casi mil presos privados de un juicio justo por las autoridades del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades saudíes han detenido a unas 9.000 personas durante la campaña antiterrorista que comenzó en 2003, a las que han ofrecido 'reeducación religiosa' en lugar de procesos judiciales, denunció hoy la organización Human Rights Watch (HRW). En un comunicado emitido hoy, HRW afirma que el reino saudí anunció en julio pasado que más de trescientas personas han sido condenadas por cargos de terrorismo en varios juicios iniciados en octubre de 2008, y que han sido 'secretos e injustos'.

El informe, de 27 páginas, y titulado 'Los derechos humanos y la reacción antiterrorista de Arabia Saudí: Consejo religioso, detención indefinida y juicios irregulares' documenta la respuesta del reino wahabí a las amenazas y actos terroristas desde 2003. HRW critica, además, a los servicios de inteligencia locales, conocidos como 'mabahez', y que dirigen las cárceles del país, por impedir que los detenidos sean sometidos a un proceso judicial eficaz y justo.

La organización critica también a Estados Unidos y al Reino Unido, que cooperan de cerca con los responsables del programa saudí antiterrorista, por alabar la 'reeducación religiosa' de los detenidos y no criticar el arresto indefinido de miles de personas ni el juicio irregular de trescientos detenidos anunciado en julio.

Según HRW, el programa antiterrorista es inadecuado para los detenidos que son inocentes.

Además, HRW denuncia que el Ministerio del Interior, responsable de los 'mabahez' ha ignorado las sentencias emitidas por los tribunales que ordenan la libertad de algunos sospechosos. La organización da el ejemplo de Mayid al Husaini, que fue detenido en 2002 y declarado inocente por la Justicia en abril pasado, pero que todavía permanece encarcelado.

El informe menciona, además, que las autoridades presentaron en octubre de 2008 a 991 supuestos militantes terroristas a un Tribunal Criminal Especial y que se comprometieron a celebrar juicios justos en los que se permitiría la presencia de expertos en derechos humanos.

Sin embargo, el Gobierno en julio anunció que 329 detenidos habían sido condenados por cargos de terrorismo tras un juicio secreto. Al final de su informe, HRW insta a Arabia Saudí a que ponga en libertad o a que juzgue al resto de los detenidos, independienteente de si participan o no el programa de reeducación.