Público
Público

Aralar asegura que NaBai no concurrirá el 20-N y pide responsabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador de Aralar en Navarra, Txentxo Jiménez, ha asegurado hoy que la marca Nafarroa Bai no concurrirá a las próximas elecciones generales y ha pedido "responsabilidad" a los socios para que la coalición pueda mantener el "compromiso" que tiene para la actual legislatura.

En conferencia de prensa, Jiménez ha asegurado que su partido "lamenta" que "no haya sido entendido" ni por el PNV ni por los independientes de NaBai, ahora integrados en Zabaltzen, "la potencialidad" que tiene una unión electoral de izquierdas y abertzale con Bildu para el 20 de noviembre.

Y es que los resultados obtenidos en mayo por NaBai y Bildu en Navarra, que suman 15 parlamentarios de 50, y el Gobierno de coalición constituido por UPN y PSN abren la posibilidad de un futuro de "colaboración y entendimiento" entre ambas formaciones.

Unas razones a las que Jiménez ha sumado como "elemento fundamental" el camino que se está recorriendo para la pacificación y normalización política por la "evolución" de Bildu, un recorrido en el que Aralar "quiere colaborar" a pesar de "la negativa" de sus socios de NaBai a "implicarse más" en él.

"No es bueno que un partido o una coalición se convierta en un tapón para seguir adelante", ha dicho, y ha añadido que tanto NaBai como Bildu se deben adecuar a la nueva realidad política, en la que Aralar ve "muy difícil" un Gobierno de coalición con el PSN pero "sí que la izquierda abertzale sea la primera fuerza política" en Navarra.

Por eso ha apelado a PNV y a Zabaltzen para "gestionar" la división ante las elecciones del 20-N "de la manera más responsable" con el fin de "no poner en peligro" a NaBai, una coalición que ha subrayado está "comprometida para esta legislatura".

Jiménez sin embargo ha advertido de que el mantenimiento de NaBai "no depende solamente de Aralar sino de que no haya ataques, actitudes descalificadoras o llamamientos al transfuguismo".

"Esta no es la realidad que Aralar deseaba por el bien de NaBai" y, de hecho, ha apuntado, quien sí ha entendido la propuesta de Aralar ha sido la derecha navarra, a la que "qué poco le ha costado desandar el camino" y pactar de nuevo, tras la ruptura de UPN-PP en 2008, ante una propuesta de izquierdas abertzale "en positivo y de futuro" que les ha hecho "ver en peligro su condición de primera fuerza".