Público
Público

Árboles artificiales para capturar CO2

  

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Plantar árboles artificiales para capturar las emisiones de dióxido de carbono (CO2), es la propuesta del Instituto de Ingeniería Mecánica (Reino Unido) para luchar contra el cambio climático. Los árboles de diseño son en realidad captadores de CO2 que, al igual que los ejemplares naturales, absorben este gas que provoca el calentamiento.

Una vez que las hojas artificiales capturan el gas, este se entierra, al igual que en los dispositivos industriales de captura y almacenamiento de CO2. Los ingenieros británicos calculan que el Reino Unido necesitaría instalar 100.000 árboles artificiales, que atrapan 10 toneladas de este gas al día, para capturar todas las emisiones dispersas del país. Pero es un remedio caro: cada árbol tiene un coste de unos 13.900 euros.

Además, el instituto ha lanzado en su estudio de ingeniería climática un proyecto para colocar en las fachadas paneles de algas que absorban el CO2 mediante la fotosíntesis y placas reflectantes para reducir la luz solar que llega al suelo.