Público
Público

Arcarons afirma que "los dos mejores momentos son la salida y la llegada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jordi Arcarons, director deportivo del equipo de Marc Coma, Jordi Viladoms y Gerard Farrés para el Dakar, reconoció, entre jocoso y sincero, que los dos mejores momentos de la carrera "son la salida y la llegada".

Arcarons, que acompañó a Marc Coma y Viladoms y Farrés en su presencia ante los medios tras la llegada a Madrid del equipo campeón, aclaró que, para él, el mejor momento en esta carrera "siempre es cuando llegan todos los pilotos al campamento y, por supuesto, el último día en Buenos Aires".

En el caso de Marc Coma uno de los peores momentos de la presente edición del Dakar fue cuando iba "marcando a Cyril".

"Sabía que era mi peor rival y ambos nos perdimos y luego nos encontramos con Chaleco López. Al final nos reímos, pero esos momentos en los que dudas y sabes que estas perdido se pasan muy mal, aunque luego quede todo en una mera anécdota", afirmó.

"Llevar el peso de la carrera prácticamente desde el principio hace que ésta sea más dura si cabe, lo mismo que cuando suceden cosas como el fallecimiento de Henry, pues el ambiente cambia y también se cambia personalmente", comentó con un tono mucho más triste el vencedor del Dakar 2009.

En el caso de Jordi Viladoms, el peor momento del Dakar 2009 "paradójicamente" fue el día que ganó la etapa: "fue la jornada en la que sufrió un grave accidente nuestro amigo Cristóbal Guerrero", lamentó Viladoms, quien agregó que los momentos buenos llegaron en los últimos días, "cuando el equipo consiguió los objetivos que se había planteado".

Desafortunadamente para Gerard Farrés los peores instantes de la carrera fueron los mejores de sus compañeros de equipo, pues fue cuando tuvo que ceder su rueda trasera a Viladoms, cuando éste había hecho lo propio con la suya para Marc Coma.

"Lo pasé muy mal, para mí será inolvidable, pues tras darle la rueda a Jordi no sabía cuando llegaría el camión y si habría el recambio que necesitaba, faltaba una pieza, pero también constaté la solidaridad de muchos participantes que se pararon para ayudar", comentó Gerard Farrés.

Él mismo ayudó a otro participante a salir de las dunas cuando ya había perdido muchas horas por su percance y según corroboró, "me lo estuvo agradeciendo hasta el último día", dijo Farrés.