Público
Público

Archivada la querella contra López Garrido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de instrucción número 4 de Madrid ha sobreseído la querella por presunta prevaricación y malversación de fondos públicos presentada contra el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, según un auto judicial conocido el viernes.

El Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro se querelló contra el diputado socialista por las subvenciones concedidas en 2008 y 2009 a la Fundación Alternativas, de la que López Garrido era patrono.

Sin embargo, el titular del juzgado, Marcelino Sexmero Iglesias, indicó que la investigación llevada a cabo demostraba que las subvenciones se concedieron después de que López Garrido hubiera renunciado a su cargo en la fundación, y no al revés, como afirmaban los querellantes.

El juez da por válida una carta enviada por López Garrido el 21 de abril de 2008, ocho días después de ser nombrado secretario de Estado para la Unión Europea, suspendiendo sus actividades como patrono de la Fundación Alternativas y que la propia organización afirma haber recibido.

Además, Sexmero certifica que la Junta de Patronos tomó constancia de su dimisión el 10 de julio, y la primera ayuda recibida por la Fundación Alternativas data del 22 de julio de 2008, por tanto posterior al cese del secretario de Estado, según el auto.

"No existe indicio alguno de que la carta de 21/4/2008 sea falsa, y consta que la Junta de Patronos de la Fundación Alternativas, tuvo por dimitido al querellado en fecha anterior a la firma de las resoluciones que concedían las ayudas sin que pueda ser imputable al señor López Garrido los actos posteriores para hacer efectivo el cese en los registros correspondientes", dijo el auto.

López Garrido, de 62 años, ha sido diputado al Congreso en las cuatro últimas Legislaturas, y entre 2006 y 2008 fue portavoz del Grupo Socialista en el Congreso y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE.

Ocupa el cargo de secretario de Estado para la Unión Europea desde abril de 2008, un puesto especialmente importante en estos momentos en los que España está a punto de asumir la presidencia de turno de la UE a partir de enero.