Público
Público

Archivado el juicio contra Ibarretxe y López

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anunció el lunes el archivo de la causa contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, los dirigentes socialistas Patxi López y Rodolfo Ares, Arnaldo Otegi y otros cuatro miembros de Batasuna, por reunirse durante la tregua de ETA de 2006 pese a estar ilegalizada la formación abertzale.

"Por mayoría, (decidimos) el libre sobreseimiento de las actuaciones conforme a lo pedido por el ministerio fiscal, la representación legal de los señores López y Ares y, de manera subsidiaria, de los señores (Pernando) Barrena, (Arnaldo) Otegi, (Rufi) Etxeberria, (Juan José) Petrikorena y señora (Olatz) Dañobeitia, por falta de acusación legítima" dijo el presidente de la sala, Manuel Díaz de Rábago.

El proceso, comenzado en abril de 2006 con una querella del Foro de Ermua, termina así siguiendo el precedente del "caso Botín", en el que el alto tribunal sentenció que no cabe abrir juicio oral sólo a instancias de la acusación popular.

El presidente del tribunal anunció, sin embargo, que él mismo formulará un voto particular por interpretar que "la acusación popular está legitimada en este tipo de procedimientos para el ejercicio de la acción penal únicamente a su instancia.

Una vez terminada la vista, el abogado del Foro de Ermua, Fernando García Capelo, anunció la presentación de un recurso ante el Tribunal Supremo, por discrepancias con este argumento.

Además de Ibarretxe, López y Ares, estaban encausados el ex dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi y otros cuatro miembros de la formación ilegalizada que están actualmente en prisión, Pernando Barrena, Rufi Etxeberria, Olatz Dañobeitia y Juan José Petrikorena.

La organización Dignidad y Justicia se sumó al Foro de Ermua en la acusación en abril de 2007. Ambas acusaban a los miembros de Batasuna de los delitos de desobedecía tipificados en el artículo 556 del Código Penal, mientras que Ibarretxe, López y Ares estaban imputados como cooperadores necesarios de dichos delitos de desobediencia.

La fiscalía pidió la absolución por considerar que no había delito. En cuanto a la defensa, los miembros del Partido Socialista de Euskadi habían pedido la absolución, mientras que el lehendakari Ibarretxe había anunciado su intención de llevar el proceso hasta el final para que el tribunal se pronunciara sobre el fondo del asunto.

El juicio, que había provocado una gran expectación mediática, estaba siendo seguido en el mismo Palacio de Justicia por unos 150 periodistas, así como 30 ciudadanos que recibieron la plaza por sorteo.