Público
Público

Arenas denuncia que nunca como ahora "se ha maltratado" tanto Estado Derecho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, ha denunciado hoy que en los últimos 30 años "nunca se ha maltratado tanto" al Estado de Derecho "como se está haciendo ahora" y ha pedido que las instituciones del Estado no sean un instrumento "para aniquilar" al adversario político.

En su intervención en un acto de entrega de carnés de su partido en un barrio de Sevilla, Arenas ha salido así al paso de las palabras del ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, quien ha dicho hoy que "el Estado de Derecho no tiene un complot contra el PP, lo que sucede es que el PP sí está articulando un complot contra el Estado de Derecho".

Blanco, en un entrevista en la cadena Ser, recogida por Efe, se refería de esta forma a que el PP "cuestiona la utilización de un aparato (el sistema SITEL) para controlar las escuchas con un objetivo único que quieren que se vayan de rositas los suyos, no se juzguen, tiene miedo el PP a que hablen".

Por su parte, el también presidente del PP andaluz ha señalado que cuando gobernaba el PP en España "nadie cuestionaba el uso" que se hacía desde el Gobierno del Estado de Derecho, de la misma forma que ocurría cuando gobernaba UCD, algo que sí ocurría cuando lo hacía el PSOE de Felipe González "y ahora también".

"Es buen momento para recordar que las instituciones públicas son de todos", ha indicado Arenas, quien ha reclamado al Gobierno que no se utilicen a los fiscales ni a la Policía para recibir "instrucciones políticas", de forma que su actuación se haga en función de "la legalidad".

Javier Arenas ha añadido que en un Estado de Derecho "nadie puede ser oído" ni a nadie se le puede hacer una violación de la intimidad "sin una orden judicial".

Ha reiterado la necesidad de que las instituciones del Estado no pueden estar al servicio de la "controversia partidista" y al servicio de la "lucha electoral" como tampoco deben ser un instrumento "para aniquilar al adversario político" que realiza su trabajo para ganar las elecciones y lograr gobernar.