Público
Público

Arenas y "todo el PP", seguros de las escuchas

Crece en el partido la preocupación por la dificultad de probar las acusaciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección nacional del PP no parece dispuesta a retroceder ni un ápice de sus acusaciones de espionaje al Gobierno. 'Todos apoyamos lo que dice Cospedal, es lo que piensa 100% el PP'. Con estas palabras secundó ayer el vicesecretario de Política Autonómica del PP, Javier Arenas, la denuncia realizada por su compañera de filas sobre las supuestas escuchas ilegales a dirigentes de su partido.

Arenas reiteró el uso político y mediático de la policía y la Fiscalía General del Estado por parte del Gobierno, a quien acusó de 'absoluta impunidad' por la supuesta filtración de sumarios. 'Algo que no había ocurrido en 30 años de democracia', añadió. A la pregunta de los periodistas sobre si fundamentará con pruebas esas denuncias, Arenas aseguró: 'Presentaremos las denuncias que podamos, está en estudio, tanto en los tribunales de la Unión Europea como en los españoles'.

Además, el dirigente andaluz criticó la 'discriminación y la desproporción' de las actuaciones llevadas a cabo contra dirigentes de su partido en Palma de Mallorca, en referencia la operación Espada, que estudia las supuestas irregularidades cometidas en la construcción del velódromo Palma Arena.

En una línea similar, la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez Camacho afirmó que si se han hecho graves acusaciones es porque 'se tiene constancia de ello', y por tanto su partido 'está actuando como tenía que actuar'. Camacho también insistió en que la cuestión ya fue denunciada ante los juzgados el pasado 24 de julio cuando el PP exigió investigar las filtraciones del sumario del caso Gürtel.

Montserrat Nebrera cree que la número dos del Partido Popular ha cometido un error político

Menos convencida de que la dirección nacional del PP está gestionando bien este asunto se mostró ayer la diputada en el Parlamento catalán Montserrat Nebrera. En declaraciones a TV3 admitió hoy que Cospedal podría haber cometido un error político al denunciar escuchas ilegales sin aportar pruebas. 'Cuando Cospedal dice que esto le consta, seguramente está pensando en cosas que han pasado. Que pueda probarlo es muy complicado y por ello se ha colocado en una situación muy complicada', sentenció.

La opinión de Nebrera no es aislada en el PP. Son varios los dirigentes conservadores que en los últimos días han admitido en privado que al partido le va a ser difícil comprobar los pinchazos telefónicos que Cospedal denunció la semana pasada. 'Es más que evidente que Trillo ha sido espiado. De lo contrario no se hubiese filtrado las conversación que mantuvo con el abogado Montero', explica un alto dirigente del PP. No obstante, no oculta que 'existe una gran dificultad a la hora de probarlo'.

Mientras, Rajoy visitará hoy el edificio del Museo Provincial de Pontevedra y atenderá después a los medios de comunicación. Justo en una semana, tiene previsto regresar a Madrid para la celebración de un Comité de Dirección en el que se preparará el nuevo curso político. Y la defensa frente a los supuestos pinchazos telefónicos.