Público
Público

Argel prohíbe oficialmente la manifestación del próximo sábado en la capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La manifestación convocada por varios partidos de oposición y organizaciones sociales para el próximo sábado, 12 de febrero, en Argel ha sido oficialmente prohibida hoy por el Gobierno provincial de la capital, según un comunicado difundido por la agencia oficial argelina APS.

La marcha de Argel, al igual que otras decenas convocadas para el próximo sábado en varias ciudades del país, ha sido convocada por la denominada Coordinadora Nacional para la Democracia y el Cambio (CNDC) en demanda de un cambio en el régimen y del levantamiento de las restricciones a las libertades.

En las redes sociales de internet se han multiplicado los llamamientos en los últimos días para asistir a esas manifestaciones del sábado, cuya eventual prohibición ha levantado la polémica en el país.

En su comunicado, la prefectura de Argel (Gobierno civil), ante la que los organizadores habían solicitado el permiso para la manifestación, señala que la decisión de prohibir la protesta se ha adoptado "en aplicación de los textos reglamentarios en vigor".

La prefectura ofrece sin embargo la posibilidad a los organizadores de celebrar una reunión en el interior de una sala de la capital y se muestra dispuesta a poner a disposición de los manifestantes la cúpula del Complejo Olímpico de Argel, con capacidad para 10.000 personas.

Las manifestaciones y concentraciones en la calle están prohibidas en Argel desde junio de 2001, cuando una marcha sobre la capital de militantes bereberes de la región de Cabilia, se saldó con dos muertos entre los manifestantes y decenas de heridos.

Pese a la prohibición de la protesta del sábado, sus organizadores han recalcado ya en varias ocasiones que piensan mantener la convocatoria, tanto en Argel como en otras ciudades.

El pasado 22 de enero el partido opositor de la Reagrupación por la Cultura y la Democracia (RCD) intentó organizar una manifestación en la capital con parecidas reivindicaciones pero esa protesta fue impedida violentamente por las fuerzas policiales, que cortaron además los accesos a la capital desde la Cabilia.

El pasado jueves el presidente argelino, Abdelaziz Buteflkia, anunció que el estado de excepción, en vigor en el país desde hace 19 años, se levantaría en un futuro muy próximo.

Sin embargo, partidos como el RCD calificaron el anuncio de Buteflika de "distracción y maniobra peligrosa" con el fin de intentar impedir "el cambio democrático pacífico que reclama Argelia desde 1962".