Público
Público

Argelia reaparece en un Mundial 24 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque no fue la primera selección africana en ganar un partido en una fase final de un Mundial - ese honor correspondió a Túnez en 1978 -, sí protagonizó una de las mayores sorpresas en la historia de las copas del mundo.

En España, en 1982, la desconocida selección de Argelia venció 2-1 en la fase de grupos a la República Federal de Alemania, que sería finalista de esa edición. Con goles de Lakhdar Belloumi y Rabah Madjer, Argelia dio inicio a una nueva era en el fútbol mundial, en la que el fútbol africano tendría un papel preponderante. Ocho años antes, Zaire había perdido 9-0 frente a Yugoslavia. El salto de calidad había sido notable.

Argelia fue cuarto en la Copa de África de Angola en enero, en la que alternó grandes actuaciones con llamativos descalabros, como en su partido inicial ante Malaui, que acabó con una derrota por 3-0. El mejor momento en ese certamen se produjo en cuartos de final, cuando venció contrapronóstico a la favorita, Costa de Marfil, por 3-2.

La credibilidad del equipo y la confianza en el entrenador, Rabah Saadane, se vieron reforzadas por el cuarto puesto en Angola, lo que ha permitido que los "zorros del desierto" disfruten de una preparación tranquila, algo poco habitual en el fútbol africano.

Saadane procurará que el número 30 de la FIFA sea un equipo compacto que no asuma riesgos. Acumulará hombres en el centro del campo y confiará en el contraataque como arma principal.

Karim Ziani, en la banda izquierda, es fundamental para realizar este juego y su conexión con el delantero centro Abdelkader Ghezzal resultará clave. La ausencia por lesión del centrocampista Mourad Meghni, del Lazio, merma considerablemente las posibilidades de la selección en su grupo.

Gran parte de la creación del equipo dependía del juego del ex internacional juvenil francés. Su baja abre las puertas al joven e inexperto Ryad Boudebouz, centroocampista ofensivo del Sochaux, otro ex jugador de las selecciones menores de Francia que optó por representar en la absoluta a Argelia. Su debut se produjo menos de un mes antes del inicio del Mundial.

El resto del equipo propone un juego basado en la organización y la potencia. Los dos centrales argelinos, Madjid Bougherra y Rafik Halliche defienden con contundencia, y por delante cuentan con la fiabilidad y excelente colocación de Yazid Mansouri, que se ofrece como primera salida del balón desde atrás y constituye un importante tapón en el medio para frenar los ataques rivales.

Al lado de Mansouri suele estar Karim Matmour, con un cometido más ofensivo y responsabilidad de prestar apoyo en ataque a Ghezzal. Sus llegadas al área en segunda línea suponen una parte importante del juego argelino.

Todo esto significa que Saadane confiará en un sistema de juego de 4-5-1 ó 4-4-1-1 para el combinado norteafricano, que jugará en Sudáfrica su tercer Mundial.

Jugador más conocido: Karim Ziani

Estrella: Ziani

Posible revelación: Ryad Boudebouz

Plantilla

Porteros: Faouzi Chaouchi (Entente Setif), Lounes Gaouaoui (ASO Chlef), Rais Ouheb Mbouli (Slavia Sofia).

Defensas: Habib Belaid (Boulogne), Nader Belhadj (Portsmouth), Majid Bougherra (Rangers), Rafik Halliche ((Nacional), Abdelkader Laifaoui (Entente Setif), Carl Medjani (Ajaccio), Djamel Mesbah (Lecce), Antar Yahia (VfL Bochum).

Centrocampista: Djamel Abdoun (Nantes), Ryad Boudebouz (Sochaux), Adlane Guedioura (Wolverhampton Wanderers), Fouad Kadir (Valenciennes), Medhi Lacen (Racing Santander), Yazid Mansouri (FC Lorient), Hassan Yebda (Portsmouth), Karim Ziani (VfL Wolfsburg).

Delanteros: Rafik Djebbour (AEK Atenas), Abdelkader Ghezzal (Siena), Karim Matmour (Borussia Moenchengladbach), Rafik Saifi (Istres).