Público
Público

Argentina, dispuesta a ganar la Davis, pero España no se rinde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Luis Ampuero

La ausencia del número uno del mundo Rafael Nadal potencia el sueño de Argentina de levantar por primera vez la Copa Davis de tenis, cuando se enfrente a España en la final que se disputará el fin de semana en la ciudad de Mar del Plata.

Argentina, en su tercera final, ha preparado un escenario difícil para los españoles al elegir una superficie rápida y un estadio cubierto en el que casi 10.000 hinchas animarán a sus jugadores y tratarán de meter presión con sus gritos para provocar los errores del equipo europeo.

"Ahora más que nunca es el momento para que Argentina gane la Davis", dijo a los periodistas Guillermo Vilas, el hombre que en la década de 1970 popularizó el tenis en su país y que espera ver a los suyos ganar el título que le fue esquivo ante Estados Unidos en 1981.

"Había que elegir a cuatro jugadores y hay más que eso para jugar la final, aunque no debemos subestimar a un buen equipo español", destacó Vilas.

La ausencia de Nadal fue un duro golpe que cicatrizó rápidamente cuando los argentinos, ávidos por ver al número uno del mundo, comprendieron que la compensación puede ser levantar la legendaria "Ensaladera de Plata" por primera vez en la historia.

"Lo lamento por los argentinos que querían ver a Nadal pero me alegra porque para nosotros es una buena noticia que nos da más 'chances' de ganar la Copa", dijo el capitán argentino, Alberto "Luli" Mancini.

El capitán español, Emilio Sánchez Vicario, cansado de contestar a las preguntas sobre la ausencia de Nadal, dijo: "Hay que mirar para adelante y dar todo para jugar lo mejor posible".

LA TERCERA, ¿LA VENCIDA?

Argentina, que en 2006 perdió en Rusia su segunda final, quiere que a la tercera sea la vencida, aunque también tendrá el desafío de conseguir su primera victoria en su tercer enfrentamiento con España. Las anteriores fueron en 1926 y en 2003, ambas en España.

En cuanto consiguió su pase a la final se inició una dura lucha por saber el escenario de la serie decisiva, con Córdoba como primera alternativa seguida de Mar del Plata. Esta ciudad balnearia terminó ganando la puja a pesar de las quejas de David Nalbandian por su ciudad natal.

Juan Martín Del Potro, que tuvo un año fantástico con la obtención de cuatro títulos consecutivos, será una de las cartas de triunfo de Argentina tras conseguir un rápido ascenso en la clasificación, donde entró entre los mejores 10 del mundo.

Junto a Nalbandian y Del Potro estarán José Acasuso y Agustín Calleri, quienes estuvieron en la final de 2006 y podrían tener a su cargo el punto del doble.

España, que sin su número uno espera dar la sorpresa y ganar su tercer título, cuenta con David Ferrer, Feliciano López, Fernando Verdasco y Marcel Granollers.