Público
Público

Argentina espera los goles de Messi para vengarse de Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las selecciones de fútbol de Argentina y Alemania avanzaron en el Mundial al ganar sus partidos de octavos de final con discutidas decisiones arbitrales y ahora se medirán en una nueva ronda, en la que los sudamericanos esperan el destape goleador de Lionel Messi.

Alemania apabulló 4-1 el domingo en primer turno a una débil Inglaterra, mientras que Argentina tuvo más trabajo para derrotar 3-1 a México.

El primer error de los árbitros en la jornada se produjo en el partido inicial, cuando el juez uruguayo Jorge Larrionda no concedió un gol de Frank Lampard que superó la línea del arco casi medio metro y que habría dejado a Inglaterra 2-2, antes de que Alemania se impusiera con claridad en la segunda mitad.

En el partido de Argentina y México, Carlos Tevez abrió el marcador para los sudamericanos en una clara posición adelantada, lo que generó airadas protestas de los integrantes del "Tri" al árbitro Roberto Rosetti y hasta una escaramuza al final del primer tiempo.

Los dos llegan con todo su potencial al encuentro de cuartos de final ya que no tienen jugadores suspendidos. Argentina es el único equipo que ha ganado los cuatro partidos que jugó, mientras que Alemania recuperó el nivel mostrado en el debut y que no había podido repetir en otros encuentros.

El conjunto sudamericano hizo valer el domingo todo el peso de su tridente ofensivo al imponerse con un doblete de Carlos Tevez y otro tanto de Gonzalo Higuaín, máximo artillero del torneo con cuatro goles.

Pero aún espera por los goles de Messi, quien aguarda con especial interés el partido con los alemanes, equipo ante el que Argentina quedó eliminada en cuartos de final del Mundial pasado en el que el delantero no entró por decisión del por entonces entrenador José Pekerman.

"Ojalá que cambie toda la historia. Sería lindo poder jugar y marcar mi primer gol", dijo Messi tras ganarle a México.

Los dos equipos llegan con la moral alta tras las victorias de octavos de final y Argentina intentará vencer a Alemania para meterse en la instancia de los cuatro mejores por primera vez desde 1990.

Aquella vez llegó a la final del torneo y perdió ante Alemania, que se tomó la revancha de la caída en la final cuatro años antes.

"Alemania tiene un lindo equipo que juega muy bien al fútbol. Esperemos tener la misma tranquilidad", dijo por su parte el portero argentino Sergio Romero.

Las campañas de los dos equipos son bastante similares en cuanto a potencia ofensiva. Argentina marcó 10 goles y recibió dos, mientras que Alemania convirtió nueve tantos y encajó también dos.

"Ahora cualquier cosa es posible, aunque nos topemos con un rival muy difícil. Pero eso no importa, tenemos que seguir adelante. Estamos concentrados en alcanzar nuestra meta de este Mundial. Ya he hecho sitio en la vitrina de trofeos de mi casa", dijo Thomas Müller, que suma tres conquistas para Alemania.