Público
Público

Argentina: las luces y sombras de Messi y Maradona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Emerger de la sombra del seleccionador y saldar una deuda con el público es la doble obligación de Argentina en Sudáfrica.

La gigante figura pública de Diego Maradona ha relegado a un segundo plano al equipo que dirige y minimizado las dudas creadas por la "albiceleste" en su camino clasificatorio al Mundial. Por otra parte, Argentina debe enterrar una trayectoria mundialista casi siempre decepcionante y cuya reputación ganadora se cimentó en un período de 12 años, de 1978 a 1990.

Después de la dimisión de Alfio Basile como seleccionador en 2008 por los malos resultados, la Asociación de Fútbol Argentino nombró como sustituto a Maradona, cuyas experiencias como entrenador se limitaban a breves períodos al frente de Mandiyú de Corrientes en 1994 y Racing Club en 1995.

La decisión de confiarle el mando del combinado nacional resultó llamativa, teniendo en cuenta que entre los candidatos al puesto estaban Carlos Bianchi, Sergio Batista y Diego Simeone.

El cambio no logró mejorar las actuaciones ni los resultados y Argentina se jugó estar en la fase final del Mundial en el último partido de clasificación en Montevideo frente a Uruguay. La victoria por 1-0 aseguró la presencia argentina en una Copa del Mundo por decimoquinta vez.

En su corto tiempo al frente de la selección, Maradona ha convocado a más de 100 jugadores y ha descartado a baluartes históricos como Javier Zanetti.

La antigua estrella decidió renovar la portería con la inclusión de Mariano Andújar, del Catania italiano, y Sergio Romero del AZ holandés. Ambos parecen lo suficientemente fiables. En defensa, su intención es alinear a cuatro centrales.

Por delante, en un 4-4-2, la presencia de Javier Mascherano y Juan Sebastián Verón parece segura por el medio, mientras que Maxi Rodríguez y Jonás Gutiérrez se perfilan como los más probables ocupantes de los puestos en las dos bandas, con apariciones frecuentes en la izquierda de Angel Di María.

La zona medular destaca por lo combativa, pero exhibe carencias en la creación de juego ofensivo. Para remediarlo, Maradona podrá contar con Mario Bolatti y Javier Pastore en los momentos de mayor necesidad.

La candidatura de Argentina al título de campeón se basa en su poderío ofensivo, en el talento y remate de sus delanteros y en unas alternativas a disposición del entrenador que son únicas entre todas las selecciones presentes en el Mundial.

Al frente de la rica colección de delanteros está Lionel Messi, considerado por muchos como el mejor jugador del mundo. Pero a la presencia de Messi hay que sumar a Carlos Tévez, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Diego Milito, reciente bigoleador con el Inter de Milán en la final de la Liga de Campeones.

La producción de juego del combinado y la aportación de Messi con la camiseta albiceleste deberán mejorar considerablemente durante el mes del Mundial para que el séptimo de la lista de la FIFA tenga serias posibilidades de aspirar a ser campeón.

Jugador más conocido y estrella: Lionel Messi

Posible revelación: Javier Pastore

Plantilla

Porteros: Sergio Romero (AZ Alkmaar), Mariano Andújar (Catania), Diego Pozo (Colón)

Defensas: Gabriel Heinze (Olympique de Marsella), Martin Demichelis (Bayern de Múnich), Nicolás Otamendi (Vélez Sarsfield), Walter Samuel (Inter de Milán), Clemente Rodríguez (Estudiantes de La Plata), Nicolás Burdisso (Roma), Ariel Garcé (Colón)

Centrocampistas: Javier Mascherano (Liverpool), Jonás Gutiérrez (Newcastle United), Angel Di María (Benfica), Mario Bolatti (Fiorentina), Juan Sebastián Verón (Estudiantes de La Plata), Javier Pastore (Palermo), Maxi Rodríguez (Liverpool)

Delanteros: Lionel Messi (Barcelona), Gonzalo Higuaín (Real Madrid), Carlos Tévez (Manchester City), Sergio Agüero (Atlético de Madrid), Diego Milito (Inter de Milán), Martín Palermo (Boca Juniors)