Público
Público

Argentina rechaza las palabras del ministro de Defensa británico sobre las Malvinas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Argentina tachó de "lamentables" las declaraciones del ministro de Defensa británico, Liam Fox, sobre el insistente reclamo de soberanía que el país suramericano hace sobre las Malvinas y la disposición del Reino Unido a utilizar la fuerza para defender sus derechos en las islas.

"El Reino Unido continúa demostrando su desprecio por el derecho internacional al desoír los reiterados llamados de la comunidad internacional a sentarse a negociar con Argentina para resolver la disputa de soberanía", sostuvo la Cancillería argentina en un comunicado.

Según medios de prensa británicos, Fox dijo en rueda de prensa que "los políticos al otro lado del mundo pueden protestar todo lo que quieran, pero no cambiarán nuestra resolución política de retener la independencia y la soberanía de las islas Malvinas, de ir en su defensa y mantener la disuasión lo mejor que se pueda".

El ministro respondió de este modo al ser consultado sobre recientes expresiones de la presidenta argentina, Cristina Fernández, en las que aseguró que "el Reino Unido sigue siendo una burda potencia colonial en decadencia en pleno siglo XXI".

La mandataria tachó además de "arrogantes" las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, quien sostuvo que mientras las islas "quieran ser territorio soberano británico, deben seguir siendo territorio soberano británico y punto, final de la historia".

En una nueva vuelta a la escalada de declaraciones cruzadas sobre la soberanía del archipiélago por el que ambos países fueron a la guerra en 1982, Fox advirtió hoy que ya hay aviones de combate británicos estacionados en las islas.

"Tenemos un mensaje muy claro: que tenemos tanto el poder naval, si es necesario, y sin duda la intención de asegurar que las Islas Malvinas se mantengan libres y su gente pueda disfrutar de la libertad por la que tanto luchó hace treinta años", dijo el ministro de Defensa.

Según la Cancillería argentina, las declaraciones de Fox "ponen de manifiesto una vez más la actitud militarista del Reino Unido en el Atlántico Sur, que contrasta con la vocación por una resolución pacífica del conflicto consistentemente sostenida por Argentina".

El Gobierno de Cristina Fernández aseguró estar "comprometido" con la búsqueda de una "solución pacífica" de la disputa de soberanía, pero advirtió que "no aceptará provocaciones belicistas como las formuladas por el ministro de Defensa británico".

"En tiempos en que el mundo se encuentra sufriendo las secuelas de una grave crisis económica, las referencias del ministro británico al excesivo gasto militar de su país es particularmente desafortunada, ya que dichos recursos podrían utilizarse de manera más adecuada en beneficio de la población", dijo la Cancillería.

"La historia está llena de ejemplos de gobernantes que han apelado a un falso nacionalismo como distracción de sus problemas domésticos. También conocemos sus lamentables consecuencias", añade la nota.

Buenos Aires recordó asimismo que recientemente el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas y la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos han renovado los llamados para un inicio de las negociaciones entre Argentina y el Reino Unido sobre la soberanía de las Malvinas.