Público
Público

Argentina reprocha a los líderes mundiales no atajar el "anarco-capitalismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta argentina, Cristina Fernández, reprochó hoy a "los líderes mundiales", entre los que dijo no se incluye, no haber acabado con el "anarco-capitalismo", marcado por la falta de regulación de los mercados financieros.

Y eso pese a los más de tres años que han pasado desde el estallido de la crisis, explicó la presidenta.

"Estamos peor que hace tres años", se quejó Fernández al recordar el estallido de la crisis con la quiebra de Lehman Brothers y subrayar que "la preocupación debemos centrarla en el mercado financiero", durante su intervención ante las organizaciones patronales de los países del G20, que se desarrolla en paralelo a la cumbre de esta entidad en la ciudad francesa de Cannes.

Por eso pidió "soluciones claras y concretas sobre la regulación del sistema financiero" a "quienes lideran el mundo", y puso el acento, tras responder al ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, que había intervenido sobre la cuestión de los altos precios de los cereales y su volatilidad.

Fernández de Kirchner replicó que la cuestión no es el mercado del grano "sino el sistema financiero" y enfocarlo sólo por la dimensión de la seguridad alimentaria "es una visión totalmente parcializada".

Es más, añadió que si se siguiera esa lógica habría que regular igualmente las patentes de los medicamentos, que pueden plantear un obstáculo para el acceso a ellos, "y sin embargo no he escuchado ninguna palabra" para hacerlo.

La jefa del Estado constató que "estamos en una suerte de anarco-capitalismo financiero" en que los capitales un día están en el mercado del petróleo, otro en el de los alimentos o de otras materias primas.

A su juicio, eso muestra que "el verdadero problema es la falta de regulación de los mercados de capitales en el mundo", y que "enfocar el tema en el mercado de alimentos o de materias primas, es una forma equivocada".

Criticó que pese a los "miles de millones de dólares inyectados en el sistema financiero" la cuestión no se ha resuelto, y se pronunció por volcar ese dinero "en la economía real" porque "si no hay consumo ¿cómo vamos a crecer?".

"Lo que estoy proponiendo es volver al capitalismo serio" porque lo que estamos viviendo es "un anarco-capitalismo total" y "si seguimos así (...) se van a cuestionar los fundamentos de la democracia", argumentó antes de recordar que "Europa tiene una historia de cómo surgen gobiernos totalitarios" a partir de crisis económicas.

La presidenta argentina dijo creer "que estamos todavía en tiempo de poder establecer soluciones", y consideró que "es mejor enfrentar esos intereses poderosos pero minoritarios que enfrentar la furia de una sociedad", como ocurrió en Argentina hace poco más de una década.

La intervención de Fernández fue la única que estuvo abierta a la prensa -por decisión de la presidencia argentina- de una sesión de trabajo que contó entre otros con la presencia del ya citado ministro francés de Agricultura, pero también de empresarios con fuertes intereses en Argentina.