Público
Público

Arguiñano recibe el homenaje de los grandes de la gastronomía vasca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Karlos Arguiñano ha recibido hoy el homenaje de sus compañeros, algunos de los nombres más destacados de la cocina vasca, que consideran a este cocinero y comunicador uno de los grandes artífices del lugar privilegiado que ocupa hoy la gastronomía de Euskadi en el mundo.

Ha sido en el Kursaal donostiarra, tras la inauguración oficial del congreso San Sebastián Gastronomika 2010, cuando Juan María Arzak, Pedro Subijana, Ramón Roteta, Andoni Luis Aduriz y Martín Berasategui han rendido tributo a un hombre que a través de la televisión "ha llegado donde nadie ha llegado", en palabras de este último.

Lo han hecho literalmente sobre una mesa colocada sobre el escenario, donde Arguiñano fue el primero en subir tras hacer su entrada desde la parte superior del auditorio en medio de una gran ovación.

El cocinero guipuzcoano (Beasain, 1948) ha sido vitoreado y aclamado repetidas veces en una ceremonia en la que ha prevalecido el humor y en la que el homenajeado ha asegurado no estar nada nervioso, sino "muy emocionado".

No ha resistido bromear con sus compañeros, a quienes ha dicho que si su intención con este acto es lograr su retirada, no lo van a conseguir.

Han hablado todos, también Arzak, quien ha asegurado que en la historia de la cocina "no ha habido nunca nadie igual".

"No hay nadie en el mundo que haya llegado a enseñar tanto de cocina como él, y a todo tipo de niveles", ha destacado el más veterano de los restauradores guipuzcoanos.

El más joven, Andoni Luis Aduriz, ha hablado de la faceta menos conocida de Arguiñano, que esconde tras esa "imagen feliz y desenfadada" y que se caracteriza por su "coherencia, sinceridad e inteligencia".

El cocinero de la tele se lo ha agradecido "a todos". "Y cuando digo a todos es a todos", a su familia, amigos y a los que le rodean, explicaba después a los periodistas.

Su simpatía es parte del éxito de sus programas de televisión, aunque él añade algo más.

"Siempre he pensado que el público tiene que ver, entender, seguirme y cocinar. Que lo que les digo les sea útil. Y además estoy muy preocupado por la salud, por el consumo de la comida basura. Hay que cocinar en casa para estar sanos. Comiendo en casa vamos a visitar mucho menos al médico", ha subrayado.