Público
Público

Los argumentos para el ataque

El BCE lleva semanas sin intervenir en el mercado de deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Por qué suben las primas de riesgo de España e Italia?

Tras los rescates a Grecia, Irlanda y Portugal, España e Italia son los países que según los analistas presentan más debilidades económicas. Además, sus mercados de bonos, especialmente el italiano, son más líquidos y por eso es más fácil para los fondos de alto riesgo (hedge funds') atacarles vendiendo bonos de estos países y comprando masivamente bonos alemanes.

¿Qué efecto ha tenido el adelanto electoral en España?

A pesar de que los analistas más conservadores confiaban en que el anuncio de un adelanto electoral fuera celebrado por los mercados, la Bolsa española apenas subió unas décimas tras conocerse la noticia. El dinero del pequeño inversor, que podría estar condicionado por esa noticia, hace tiempo que está fuera del mercado, y para los grandes inversores este tipo de noticias locales no afectan a su estrategia. Los ataques contra la deuda han tenido la misma intensidad en Italia, donde no habrá elecciones hasta 2013, o en Bélgica que lleva 500 días con Gobierno provisional.

¿Está España en peligro de ser rescatada?

El problema es que tanto España como Italia son países demasiado grandes para poder ser rescatados. Además, ellos son ahora contribuyentes en los rescates a Grecia, Portugal e Italia. Si se les rescata a ellos, el coste del rescate recaería sólo en Francia y Alemania como grandes contribuyentes.

¿En qué nivel fueron rescatados otros países?

El primer rescate a Grecia, en mayo de 2010, fue el que más tardó en llegar. No hubo intervención hasta que la prima de riesgo llegó a los 965 puntos básicos y el tipo de interés del bono griego a 10 años superó el 12,4%. Más rápidas fueron las siguientes intervenciones. El 21 de noviembre de 2010 le tocó el turno a Irlanda, cuando su prima de riesgo alcanzaba los 544 puntos básicos y el tipo de interés del bono a 10 años estaba en 8,09%. El rescate a Portugal llegó en 517,6 puntos y 8,59%.

¿Por qué el acuerdo en EEUU no calma los mercados?

En realidad la cuestión de aumentar el techo de gasto es menos excepcional de lo que nos han hecho creer. En los últimos 17 años, EEUU ha incrementado el techo de gasto 16 veces, según los informes del Congreso de aquel país. Las dudas en esta ocasión están en la incapacidad del Gobierno de Obama de aprobar un proyecto de recorte de gastos potente a la largo plazo. Este era un requisito que la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's apuntó como imprescindible para no rebajar la deuda estadounidense.

¿Por qué el BCE no frena la especulación en Europa?

En anteriores ataques especulativos fue la intervención del Banco Central Europeo comprando bonos de los países atacados lo que frenó la especulación. A pesar de que en las últimas semanas los rumores del mercado apuntaban a una intervención por parte de la autoridad monetaria, lo cierto es que el organismo con sede en Fráncfort lleva 18 semanas seguidas, desde finales de marzo de 2011, sin intervenir en el mercado de deuda pública europeo, según los últimos datos publicados el pasado lunes. Los analistas especulan con que esta parálisis pueda deberse a un pacto con Alemania (contraria a esta práctica) a cambio de apoyar el segundo rescate a Grecia. La realidad es que esta inactividad ha envalentonando a los fondos de inversión más agresivos (hedge funds') que han perdido el miedo a quedarse atrapados en los ataques bajistas contra la deuda europea.

¿Por qué las caídas en Bolsa son tan abultadas?

Hay dos motivos principales. Primero, el volumen de dinero que hay en el mercado es muy bajo, comparado con otros momentos del año, por lo que un sólo gran movimiento tiene un gran impacto en los índices. Segundo, por motivos técnicos. Los inversores y las máquinas con las que trabajan los grandes bancos funcionan en base a unos parámetros marcados previamente. Si los índices bursátiles o los diferenciales alcanzan esos puntos claves marcados (llamados suelos en el mercado bajista) las órdenes de ventas se disparan automáticamente, incrementando exponencialmente las caídas.

¿Cómo se podría frenar esta dinámica de ataques?

Las medidas de ajuste de cada uno de los países son necesarias pero no suficientes. Lo que está en peligro es el euro y sólo una gran intervención conjunta a nivel de Bruselas puede frenar el círculo vicioso. La creación de un bono europeo (hasta ahora vetado por Alemania) y la implantación de una política fiscal unificada en Europa se ven, entre los inversores internacionales, como la única forma de frenar la especulación.