Público
Público

Armstrong finaliza atrás en el primer día del Tour Down Under

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ciclista estadounidense Lance Armstrong finalizó el martes en la parte trasera del pelotón en el primer día de competición del Tour Down Under que se disputa en Australia.

El heptacampeón del Tour de Francia se conformó con correr en la segunda mitad del grupo para mantenerse alejado de posibles problemas durante los 140 kilómetros de la etapa en el norte de Adelaida.

Armstrong finalizó 120 entre 133 participantes, pero con el mismo tiempo que el ganador de la etapa, el alemán Andre Greipel.

"Estuvo bien. Dijeron (que hoy) sería un día fácil, pero el trayecto, combinado con las (alta) temperaturas (...) lo complicó", dijo. "Después de todo, en las colinas poco pronunciadas que recorrimos me sentí bastante fuerte".

Armstrong, de 37 años, anunció el año pasado que regresaría de su retirada para concienciar sobre el cáncer, enfermedad a la que ha vencido, aunque no descartó la posibilidad de competir por una octava victoria en el Tour de Francia.

una contrarreloj de 51 kilómetros- y advirtió sobre las expectativas que le señalaban como posible ganador en el Tour Down Under.

El ciclista nacido en Texas indicó que está utilizando la carrera de seis días de duración y 800 kilómetros de extensión como una preparación para el resto de la temporada y como una primera oportunidad de promover su programa de concienciación sobre el cáncer.

Tras la etapa del martes, se reunió con el primer ministro de Australia, Kevin Rudd.

La etapa inicial del Tour Down Under quedó en manos del actual campeón Greipel, que superó a los australianos Stuart O'Grady y Baden Cooke en un ajustado sprint final.

El también australiano Robbie McEwen, especialista en sprints y ganador del "criterium" del domingo, fue trasladado a un hospital después de sufrir un fuerte choque tras una frenética acelerada en la línea final.

La segunda etapa, que tendrá lugar el miércoles, es una escalada de 145 kilómetros a Striling y se considera como la más complicada de las seis etapas de la competición.

Por ese motivo se espera que sea la más adecuada para Armstrong, aunque él aclara que hay pocas probabilidades de que intente ganar en serio.

"No lo sé, todavía es demasiado pronto para decir algo. El factor determinante de mañana va a ser la temperatura", señaló el estadounidense.

Por otro lado, declaró que no descarta la posibilidad de extender su regreso al ciclismo hasta 2010.

"Veremos cómo va todo, pero tal vez siga una temporada más", dijo al diario deportivo francés L'Equipe.