Público
Público

Armstrong sufre una caída y abandona la Vuelta a Castilla y León

El ciclista sufre una fractura del tercio medio de la clavícula derecha. El español Joaquín Sobrino se impuso al sprint.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista estadounidense Lance Armstrong sufre una fractura del tercio medio de la clavícula derecha tras una caída en la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León. El siete veces ganador del Tour se vio implicado en una caída multitudinaria a menos de 20 kilómetros para la meta, que le obligó a abandonar la carrera. El triunfo final se lo llevó al sprint el español Joaquín Sobrino (Burgos Monumental-CYL).

Tras su primera exploración en el centro médico pucelano donde le fueron realizadas varias radiografías, el parte médico confirmó que el pupilo de Johan Bruyneel padece 'una fractura del tercio medio de la clavícula derecha'. Una vez recibidos los primeros cuidados médicos y tratamiento para el dolor, Armstrong abandonará esta misma tarde el hospital.

De esta forma, el texano, que por primera vez coincidía con Alberto Contador en una carrera desde su regreso al profesionalismo, puede ver truncada su preparación para el próximo Giro de Italia, ya que podría estar alrededor de un mes sin subirse a una bicicleta.

No obstante, el director deportivo belga apuntó que 'la fractura no tiene complicaciones, por lo que la recuperación debería ser muy rápida', lo que hace indicar que el siete veces ganador del Tour de Francia podría apurar para estar el 9 de mayo en Venecia.

Armstrong se vio involucrado en una caída a poco menos de veinte kilómetros para la llegada, al rozar el tubular de varias bicicletas, cuando el pelotón enfilaba la llegada por una carretera estrecha y rugosa. Tras dolerse del brazo derecho, el americano tuvo que ser evacuado en ambulancia con la clavícula afectada rumbo al Hospital Universitario de Valladolid.

Armstrong reconoció que la caída sufrida durante la disputa de la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León 'va a complicar' su presencia en el Giro de Italia, uno de los grandes objetivos del tejano para la presente temporada. 'Esto lo va a complicar todo', aseguró. 

El estadounidense dijo sentirse 'muy mal y decepcionado' tras el incidente y admitió que necesitará 'unos días de reposo' para recuperarse y 'establecer un nuevo plan'. Armstrong recordó que nunca antes, en 17 años como profesional, había sufrido una caída de este tipo, pero se resignó y aseguró que 'forma parte del trabajo'. 'A todo el mundo le toca', admitió.

El ciclista del Astana reconocía que ahora el mayor problema es 'el dolor'. 'Regresaré a Estados Unidos y entonces decidiré si me opero', confesó.

Armstrong explicó cómo se había producido la caída. 'Al final de la etapa, la gente empezó a ponerse nerviosa porque todo el mundo quería estar delante y un par de compañeros pasaron por delante de mí, cruzaron sus ruedas y me caí sobre ellos. Podía haber sido peor, supongo. Ahora veremos cómo se cura la fractura', apuntó.