Público
Público

Armstrong y Basso, el regreso de dos grandes nombres del ciclismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Vuelta a San Luis, en Argentina; y el Tour Down Under, en Australia, serán los escenarios para el regreso a la competición de dos grandes nombres del ciclismo internacional en los años 2000: el estadounidense Lance Armstrong y el italiano Ivan Basso, el primer retirado tres años y el segundo sancionado dos temporadas por su implicación en la Operación puerto.

Ambos han elegido el verano en dos países de escaso pedigrí ciclista, si bien, el Tour Down Under australiano ya pertenece al calendario Pro Tour. Armstrong, de 37 años, será en ausencia de Alberto Contador, el jefe de filas del Astana, en una prueba que ha centrado todos sus focos sobre el texano, quien asegura estar mejor de forma que cuando ganaba el Tour.

El italiano optó por Argentina, en una prueba de poco calado donde tratará de demostrar que puede volver a ser el que fue. Basso también será el principal aliciente de la carrera, que solo incluye tres equipos del Pro Tour.

En Australia solo se habla del regreso del siete veces ganador del Tour de Francia, empeñado en demostrar que a su edad aún puede volver a su mejor nivel, y también interesado en sus campañas de lucha contra el cáncer, faceta en la que tiene el éxito asegurado. Las ruedas de prensa del americano han desbordado cualquier previsión.

Aún respetado en el pelotón como un líder, Armstrong se bajó de la bicicleta tras imponerse en el Tour'05. Luego se dedicó a disfrutar de la vida, pero sin olvidar la actividad deportiva. En 2006 Armstrong corrió el maratón de Nueva York para recaudar dinero para la lucha contra el cáncer, y fue capaz de bajar de las tres horas (2h.59:37).

El pasado 8 de septiembre, en plena Vuelta a España, Armstrong anunció su vuelta al ciclismo profesional con la idea de ganar el Tour 2009. Dos semanas después fijó la fecha de regreso: el 18 de enero en el Down Under. Dicho y hecho, el campeón volverá a la primera página del ciclismo mundial.

El regreso de Basso se concretará después de dos años de inhabilitación por dopaje. A sus 31 años, el corredor varesino deberá demostrar que lejos del fraude del dopaje se puede optar a ganar las más grandes pruebas del calendario. El líder del Liquigas cargará con la incógnita de su rendimiento, y con las miradas de escepticismo. También será la referencia de la carrera argentina.

Basso es uno de los vencedores de pruebas grandes que quedan en el pelotón. Ganó el Giro de Italia en 2006, pero antes de empezar el Tour de Francia del mismo año, la organización le expulsó por su implicación en la Operación puerto.

La aparición de su nombre en los papeles del doctor Fuentes, le costó la expulsión del CSC. Luego fue rescatado por el equipo de Lance Armstrong, el Discovery Channel, pero nuevas acusaciones le obligaron abandonar la escuadra americana.

El destino final de Basso fue el Liquigas, donde firmó por dos temporadas, hasta 2010. Debutó en el Gran Premio de Japón el pasado 24 de octubre, donde fue tercero.